ZONA ROJA

NUEVA PROCURADORA DE CASO ODEBRECHT VIENE DE LAS CANTERAS DE ONG IDL

Sobre la nueva procuradora ad hoc que investiga las vinculaciones de la empresa Odebrecht con distintos gobiernos y administraciones hay más tela por cortar. MANIFIESTO ya dio cuenta de las bajas calificaciones de Katherine Ampuero Meza y su pasado como abogada defensora de las gestiones de Ollanta Humala o Susana Villarán, pero eso no es lo único a tomar en cuenta con esta mujer de leyes.

En efecto, poco después de culminar sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Ampuero encontró su primer empleo en 1997 como asistente en la ONG Instituto de Defensa Legal (IDL), donde recaló por tres años y trabajó todo lo concerniente a las leyes antiterroristas.

En IDL, Ampuero tomó parte en la redacción e investigación de casos para proponer indultos o conmutaciones de pena a favor de personas sentenciadas por actos terroristas, y entre sus encargos también aparecen las entrevistas o recojo de testimonios que den cuenta sobre casos penales y violaciones a los derechos humanos cometidos únicamente por autoridades y miembros de las fuerzas armadas y policiales.

Hoja de vida de procuradora donde se reseña su paso por IDL

Como era costumbre en esta ONG, no interesaba lo que pudiesen haber hecho los subversivos y de hecho, ya sin Ampuero, IDL sería una de las ONGs más empoderadas en el período de transición y logró que sus allegados en los gobiernos de Valentín Paniagua y Alejandro Toledo desmonten el marco legal antiterrorista, celebren nuevos juicios a terroristas o impulsen un proceso de indultos y conmutaciones.

En el año 2000, Ampuero Meza dejó IDL para laborar como asistente judicial en la Corte Superior del Callao, pero sus contactos con el ambiente oenegero no los perdió. De ahí que en marzo de 2003 reaparecería al lado de este sector y tomó parte de la “unidad de investigación” conformada para apoyar el trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

Los más felices con designación de actual procuradora

En este grupo de trabajo, que fue duramente cuestionado por sus conclusiones y su composición mayoritariamente izquierdista, Ampuero trabajó en la recopilación de entrevistas con las víctimas de la violencia y sus familiares, tomando a su cargo la redacción de los informes legales con los que se harían las denuncias contra militares y policías acusados por esos testigos.

En el año 2004 Ampuero pasa al estudio jurídico de Jorge Santisteban de Noriega, exdefensor del pueblo en el gobierno fujimorista pero bastante ligado a las ONG de la llamada “izquierda caviar”, y allí permanecería hasta que ingresó a la Procuraduría ad hoc para el caso Fujimori-Montesinos, donde su jefe seria Omar Chehade, futuro abogado de Ollanta Humala y vicepresidente en la administración humalista.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close