LOS TROLES DEL GOBIERNO

 

Por Fernando Rospigliosi
Exministro del Interior
Tomado de http://huevosdeesturion.blogspot.pe/

El domingo 19 a las 8 pm., esperé con expectativa el inicio de los informativos del COEN (Centro de Operaciones de Emergencia Nacional) del gobierno, donde se suponía iban a dar información útil y precisa sobre los desastres naturales que asolan al país. La inauguración fue otro desastre más.

Con indignación puse algunos tuits críticos y de inmediato recibí una andanada de ataques. La mayoría eran insultos, unos pocos respuestas con opiniones divergentes.

Me sorprendió la rapidez y la intensidad de los embates. Algunos eran sinceros oficialistas (aunque más probablemente anti fujimoristas que defienden al gobierno) pero sospecho que un buen número eran troles contratados por el oficialismo. Aunque el nivel de injurias no alcanza todavía las que recibíamos algunos de los pasquines que editaba en el SIN Vladimiro Montesinos, se están acercando.

La realidad es que ahora, escondidos en el anonimato de las redes, todos los grupos políticos se han convertido en discípulos de Montesinos y entienden que es parte esencial de su trabajo insultar, injuriar, mentir y denigrar a todo el que se les ponga delante.

Volviendo al informativo del domingo. Fue una calamidad. Un grupo de ministros que leían su libreto monótonamente, tratando de demostrar al país que estaban haciendo mucho por los damnificados. Un intento burdo de propaganda. Un típico ejercicio burocrático donde recorrían sector por sector, como esos soporíferos mensajes presidenciales del 28 de julio.

No emplearon, además, los diez minutos prometidos, sino una larguísima media hora.

En verdad, lo que muchos podíamos esperar era, por ejemplo, empezar por Trujillo, que había sido la zona más afectada ese día: cuantas horas de lluvia, por donde se desplazó el (o los) huaico(s), como afectó ciertos barrios y el centro de la ciudad, como llegó a Huanchaco, que daños causó (¿hay agua potable, energía eléctrica? Si se ha interrumpido el servicio ¿a qué hora se calcula que se repondrá?). Esto fácilmente se podía acompañar con mapas tridimensionales tipo Google Earth, y breves videos de Trujillo, Huanchaco, imágenes elementales en la televisión.

Luego el agua potable en Lima -la tercera parte de la población del país-. Una breve explicación de porqué habiendo tanta agua no puede llegar a los hogares (el presidente de Sedapal Rudi Vega lo expuso muy bien en otros canales y podía haber estado en esa presentación). Y la buena noticia que pronto -¡esta vez sí!- se empezaba a distribuir porque ese día no hubo huaicos en Lima.

En tercer lugar, las principales carreteras del país. En que puntos está bloqueada la Panamericana Norte por los huaicos en esa zona del país y cuándo se espera repararlos. Lo mismo para la Carretera Central. Y no la absurda cantaleta que solo el 6% de las vías tienen problemas.

Por último, el pronóstico meteorológico para esa noche y el día siguiente, para que todo el país sepa que se puede esperar, advirtiendo que esos vaticinios no son exactos y que al día siguiente se volverían a realizar con los ajustes del caso. Acompañado, por supuesto, por imágenes, como se hace en todos los noticieros del mundo que ofrecen ese servicio. (¡Es televisión señores del gobierno, no es radio, imágenes!)

Esto es un ejemplo de lo que me hubiera gustado escuchar, y probablemente a muchos peruanos. En diez minutos, dos y medio minutos promedio por tema.

Y no la cantidad de obviedades e informaciones inútiles y atrasadas que vertió ese aburrido equipo ministerial, que puede ser muy capaz para otras cosas, pero no para esa función. Si alguna cosa interesante dijeron, se perdió en el fárrago de naderías.

El lunes 20 a la 7 am escuché otra vez el informativo del COEN. Otra catástrofe. Otra vez burocrático, aburrido e inútil. Un general del Ejército, el vocero del COEN, que empezó detallando todos los organismos que integran el COEN, los procedimientos, etc. La capaz y experimentada periodista Valia Barack, que conduce ese espacio, visiblemente mortificada, trataba que extraerle al general alguna información interesante. Más fácil hubiera sido obtener agua de una piedra.

Por RRP me enteré, poco después, que había problemas en la Panamericana Norte a la altura de San Pedro de Lloc a consecuencia de los huaicos del domingo y en Virú, donde cayó un puente, había otro tipo de problemas.

Y al rato, por experiencia propia me di cuenta que como el río Rimac había destruido una parte de la autopista Ramiro Prialé, esta carretera era en parte solo de una vía de ida y otra de vuelta, un atolladero infernal. Por supuesto, nada de eso en el informativo del COEN.

También que lo que había escuchado en la mañana como información oficial era falso. Decían que vehículos ligeros no podían transitar por la Carretera Central, solo camiones. En verdad, había una hilera de más de tres kilómetros de camiones y ómnibus detenidos , mientras los automóviles circulaban.

Los medios han informado que el gobierno sigue contratando comunicadores, publicistas y asesores a raudales. Por lo que se ve, sirven de muy poco.

Artículos relacionados

6 thoughts on “LOS TROLES DEL GOBIERNO”

  1. Excelente articulo, claro, preciso , veraz y objetivo, ¡ felicitaciones Sr. Rospigliosi ! , ojala que PPK lo lea, lo asimile y : ! Corrija de inmediato lo que esta mal ! , de verdad tiene que cambiar a sus asesores , si es que los tiene….

  2. “Aplausos para las fuerzas armadas y policiales!”

    20 de Marzo del 2017
    El Montonero
    Opinión

    Ante el fracaso de la élite política, nos vuelven a salvar

    Más allá de las campañas inclementes de la izquierda en contra de las fuerzas armadas y policiales por su participación en la guerra contrasubversiva, los peruanos de buena voluntad solíamos decir que ante el fracaso del Estado y los políticos al enfrentar a Sendero Luminoso en los ochenta, el último recurso para evitar la disolución del Perú estaba precisamente en las fuerzas armadas y policiales. Y, efectivamente, así fue.

    Hoy ante el fracaso de la élite política en planificar las ciudades y prevenir los desastres, una vez más, las fuerzas armadas y policiales se convierten en la última línea de la que echamos mano los peruanos para enfrentar esta emergencia. Las imágenes de nuestros oficiales, soldados y policías, que salvan ancianos, niños y mujeres, permanecerán por mucho tiempo en nuestras retinas. El mérito del ministro de Defensa, Jorge Nieto, es haber respetado las lógicas institucionales de las armas y los resultados son más que evidentes.

    Pero, ¿por qué fracasa la élite política que organizó el Estado de los últimos quince años? ¿Por qué la democracia demuestra tanta ineficiencia en la planificación de las ciudades y la prevención de las emergencias? Ahora, si se quiere hacer política y no análisis, podemos considerar al fujimorato de los noventa, todo el siglo XX, y si quieren la Independencia y el Imperio de los Incas. Sin embargo ahora se trata de encontrar soluciones, porque el fracaso en enfrentar la emergencia y la reconstrucción no solo será el fracaso de la administración PPK, sino que podría desatar tal furia nacional que cuestionaría a la propia gobernabilidad democrática. ¿O no?

    No se trata de negar las responsabilidades de los gobiernos de Toledo, García, Humala y PPK en la tragedia nacional que contemplamos. Es evidente que los gobiernos centrales tienen una responsabilidad fundamental, pero a la base de este fracaso está un sistema estatal que solo distribuyó poder y recursos, sin exigir eficiencias ni responsabilidades. La regionalización que se organizó con la democracia redistribuyó a las élites regionales y locales la ineficiencia, la corrupción y lo peor de la clase política capitalina. Al final el Estado “democratizó” lo malo, pero perdió los últimos restos de potencia y autoridad. Allí reside una de las principales explicaciones del fracaso de la élite política.

    En la medida en que el asunto es de largo plazo, el problema con los gobiernos subnacionales no solo se presentará con la emergencia sino con la reconstrucción. ¿Qué hacer? Es evidente que se necesita recentralizar la acción del Estado para recuperar eficiencia y alejar la corrupción. Pero mientras se avanza en ese tipo de legislación de emergencia —o quizá de un nuevo diseño institucional— es evidente que el Estado y la sociedad deberán recurrir a las instituciones más organizadas.

    Y es incuestionable que aquí se cumplirá lo que solía decir Pablo Macera — parafraseando a Riva Agüero y Basadre—, que antes que el Perú siempre estuvieron el Ejército y la Iglesia. Todo parece indicar que ante la ineficiencia en las administraciones locales, las organizaciones vinculadas a la Iglesia se convertirán en vitales para vigilar y controlar los repartos de alimentos, agua y otros bienes, tal como sucedió en los fenómenos de El Niño de 1983 y 1998.

    Es evidente que ante el fracaso de la élite política vamos a llegar decir que antes o después del Estado en el Perú siempre existirán las fuerzas armadas y la Iglesia. Tremendo fracaso de la civilidad republicana, pues.

    1. Entonces si vez lo q ven los patriotas podemos dejar q destruyan la patria? Preparando la entrada de los q dicen ser vecinos del sur y dejar tambien q la izquierda socave los cimientos del estado creando corrupcion para crear el anarquismo suficiente y poniendo en el poder a un politico el unico politico q esta en el gobierno desde q empezo disq la democracia el mas grande lobbista de la historia de mi querido pais el q buscaban todos el pez gordo q manda a sus titeres complices de sus ministros mientras esta vendiendo la patria x terrenos al mejor postor al gran pez gordo le dieron el poder total y NO HACEMOS NADA?

  3. Montesinos ha trabajado durante 10 años con fujimori y dos con alan garcía. Su ejemplo no es seguido por ningún gobiero.
    Este pasquín fujimontesinista quiere hacer creer que montesinos trabaja con todos los gobiernos.
    NO ES ASÍ, creo que todavía dicta titulares y está presente en este diario y en otros apro-fujimontesinistas.

  4. Si, tiene razón Rospi. Puros desastres comunicacionales.
    Ese COEN parece el tribunal de Nuremberg, faltando tres minutos para escuchar las sentencias. Si por lo menos inspiraran compasión…pero ni eso.
    Para remate sale Giufra y dice: por favor ya no donen más ropa, tenemos a montones. Chúpate esa Huarmey!
    Estos “gabinetes” tendrán fecha de expiración?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close