Noticias

CONGRESO INTERROGARÁ A MIEMBROS DE SEGURIDAD DE HUMALA POR CASO FASABI

Comandante Martín Pino Valdivia y mayor Luis Díaz Aguilar tendrán que declarar por incidente que provocó ‘velatorio de ropas’ en la calle Castrat. Agentes dirán lo que realmente ocurrió en el ‘día perdido’ de Emerson.

La comisión de Fiscalización del Congreso tendrá listo esta semana el cronograma de citaciones dentro de las pesquisas dispuestas por la extraña muerte de Emerson Fasabi. Aunque se da por descontado que entre los convocados estarán Ollanta Humala y Nadine Heredia, MANIFIESTO pudo conocer que en la lista figuran también efectivos que resguardaron por aquellos días la residencia de la calle Castrat (Surco).

Fuentes de ese grupo de trabajo parlamentario presidido por Héctor Becerril (Fuerza Popular) señalaron que entre los convocados estarían el mayor PNP Luis Díaz Aguilar, encargado de la seguridad de la residencia de la familia Humala-Heredia cuando ocurrió el misterioso deceso, el 21 de julio del 2015.

Otro de los citados sería un comandante identificado como Martín Pino Valdivia, quien por esos días prestaba servicio en Palacio de Gobierno. Este personaje habría sido enviado por Ollanta Humala en los primeros días de agosto, una vez que fue informado de que los agentes del resguardo- amigos de Fasabi- estaban velando sus ropas mientras sus restos permanecían en la Morgue.

Congresista Héctor Becerril presidirá las investigaciones del caso Fasabi

Un tercer agente convocado a ese grupo de trabajo sería un suboficial superior de apellido Quiroz, quien luego del 22 de julio del 2015- día en que Fasabi Moscobich fue hallado sin vida en el interior del cuarto que rentaba en el N° 100 de Castrat- se comunicó con sus familiares para que le dieran sepultura.

Según el Informe Pericial de Necropsia N.º 002515-2015, Emerson Fasabi murió entre las 4:00 de la tarde y las 7:00 de la noche del 21 de julio. Ese día, el joven ucayalino no se presentó a trabajar a la entonces residencia presidencial, ubicada en el 195 de esa misma arteria. Extrañamente, nadie lo echó de menos ni se tomó el trabajo de cruzar la calle para preguntar por él.

La última vez que se le vio con vida fue alrededor de las 7:00 de la noche del lunes 20, cuando salió de trabajar de la casa de los Humala-Heredia. Esto convierte en una incógnita lo que sucedió con Fasabi Moscobich en un lapso misterioso de 24 horas que ha sido denominado el ‘día perdido’.

Familia espera que el Congreso ayude a llegar a la justicia

Hay que indicar que exactamente frente a la casa en la que Fasabi rentaba un cuarto estaba destacado un grueso contingente policial, cuyos miembros tuvieron que haber escuchado sus gritos o llamados de auxilio, si efectivamente murió de una pancreatitis aguda, como concluye la necropsia.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close