Opinión

LA VERDAD DE UNA DIFAMACIÓN

Por Rafael Rey Rey

Esta es mi respuesta al miserable de Carlos Rivera Paz‏ y similares

Al que acostumbra actuar con doblez le pasa lo que al ladrón, que piensa que todos lo son. Así han actuado algunos en las últimas horas al difundir de forma incompleta y tergiversada una información convertida en una miserable patraña que pretende relacionarme con algún tipo de corrupción. Nunca deja de sorprenderme cómo esos difamadores (algunos desde un cobarde anonimato) siempre suponen lo podrido sin presentar pruebas y en el mejor de los casos “conceden” al acusado la oportunidad de demostrar su inocencia o de reconocerse como sinvergüenza.

Basados en un informe tendencioso escrito por quien, a veces, hace del periodismo el más vil de los oficios, se viene a decir: “Otra corrupción. Se descubre que Odebrecht entregó dinero a ONG de Rafael Rey”.

Disculpen que me vea obligado a mencionar cosas que no acostumbro ventilar en público, pero me veo obligado a hacerlo para demostrar el embuste:

1) Pro Educación no es una ONG “de Rafael Rey”. Sólo presido ad honorem su Consejo Directivo y nunca he cobrado siquiera un sol a Pro Educación. Pero además, no solo no soy beneficiario de Pro Educación sino que, por el contrario, soy su mayor benefactor. Hasta ahora he aportado US 97,000 dólares para su programa de becas que ya ha beneficiado a 1575 niños y jóvenes necesitados y otros varios miles de dólares para cubrir sus gastos administrativos. Claro, los acostumbrados a cobrar sueldos y gastos a las ONG de las que viven, piensan que todos hacemos lo mismo.

2) Con ocasión del Torneo de Golf anual pro fondos de su programa de becas educativas decenas personas naturales y empresas, entre ellas Divemotor, Aceros Arequipa, Redondos, Apoyo Consultoría, Diario Expreso, Revista COSAS, Euroshop, ISIL, Texpima, Flota, Fundación Backus, Nestlé, Nissan, Jockey Plaza, BANBIF, Corp. Lindley y también Odebrecht colaboraron con sus donativos o auspicios publicitarios. Esta última colaboró con US 2000 (dos mil dólares) y se le extendió el correspondiente certificado de donación autorizado por y reportado a SUNAT.

3) No se “descubre” lo que es oficial y público y calificar de corrupción a una donación como esa para ayuda social solo muestra la miserable bajeza de quien lo hace.

4) En la relación de SUNAT en la que se basa la patraña propagada, además de Pro Educación se mencionan otras instituciones con las que Odebrecht colaboró: INEN, Asoc. Cultural de Artes, Liga de lucha contra el Cancer, CONFIEP, Espacio Azul, Museo de Arte de Lima, etc. El hecho de que en esos casos no se afirme de sus directivos lo que hipócrita y calumniosamente algunos han afirmado de mí, solo demuestra la miserable finalidad difamatoria y dirigida de sus autores.

Fuente: Facebook de Rafael Rey

Etiquetas

Artículos relacionados

8 thoughts on “LA VERDAD DE UNA DIFAMACIÓN”

  1. quien le habrá de creer ,solo el OPUS DEI,………..JAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJJ CON MIS ONG NO TE METAS…….JAJJAJAJAJAJJAJAJ,RIDICULO HUBIERAS DEJADO QUE LOS MENTIROSOS HABLEN POR TI.

  2. la verdad ladron de cuatro zuelas esparamos con todas las ansias del mundo caigas por la justicia divina junto a tu padre alan garcia y los demas APRISTAS…

  3. Muy claro estimado Rafael Rey. Es una pena que “periodistas” se hayan dedicado a atacar a cualquier persona honorable con el fin de tratar de igualar la moral de los que patrocinan. Un caso parecido salió recientemente con un ataque sin precedented em contra de la señora Pilar Nores. Espero que el gremio de periodistas haga pronto una autolimpieza de sus miembros para evitar bajezas como estas.

  4. Sobrarían las palabras para elogias la carrera política del doctor Rafael Rey. El no necesita que lo defiendan de las cobardes calumnias de sus gratuitos enemigos que tienen una mente podrida por la corrupción.

  5. Bueno … las cosas hay que miraralas como de quien viene … cono-cido y sabido es que el ing. Rafael Rey como persona,como profesional y como político ha demostrado ser a cabalidad un respetable ser humano… lo demás no cuenta .

  6. Ni hablar conozco de cerca al Ingeniero Rafael Rey se de su humildad y apoyo siempre a las causas justas ,el papel aguanta todo estos seudo periodistas no cumplen su misión de entregar información verídica.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close