MARINA NO TRAMITA BENEFICIOS A VETERANOS DE LUCHA ANTITERRORISTA

Una aparente traba burocrática en la Marina de Guerra impide que numerosos peruanos que pusieron el pecho por la Patria frente a Sendero Luminoso, el MRTA y tropas del Ecuador, sean condecorados y reciban sus beneficios económicos de ley. Así lo denunció su representante, Manuel Tuya.

Miembros de la Asociación Defensores de la Patria y de la Democracia llegaron hasta un evento organizado por el congresista Alberto De Belaunde, donde el suboficial de Infantería de Marina dio un discurso pidiendo reivindicar a cientos de veteranos de guerra a quienes aún no se aplica la Ley 30461.

Valerosos peruanos enfrentaron al terrorismo y a Ecuador

“Tuve que ofrecer mi vida por lograr la paz en el destacamento de Ayacucho. ¿Quién se ha ocupado de nosotros, de la salud mental de mis compañeros de estas dos guerras?”, indicó Tuya, sobreviviente de varias emboscadas de los enemigos del Perú.

Ellos necesitan que el comandante general de ese instituto armado, almirante Gonzalo Ríos Polastri, autorice que se les expidan los certificados de sus servicios, a fin de que sean incluidos en el programa de beneficios que incluye a los combatientes de 1933, como compensaciones económicas, facilidades de estudios para sus familias y pensiones vitalicias.

Jefe de la Marina aún no completa trámites de héroes

No somos reconocidos como defensores de la democracia. Yo soy de la Infantería de Marina y como muchos, tenemos más de 50 años. Yo no tengo ningún tipo de pensión, porque me retiré en el 2005. Tengo mi certificación de haber participado en ese conflicto, pero me falta la oficial, y hemos solicitado que nuestro Comgemar las autorice”, sostuvo Tuya.

El dirigente de los licenciados contó que una vez se reconcilió con un exterrorista del MRTA. Lo encontró cuando acudió por tranquilidad mental, en una iglesia evangélica.

Defensores de la Patria con congresista De Belaunde

“Iba a internarme en el Hospital Naval por mis secuelas emocionales cuando me mandaron a Tumbes. Fui a una iglesia y el pastor se identificó manifestándome quién era, que estaba arrepentido y nos abrazamos”, acotó.

 

 

 

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close