Noticias

CONGRESO CITARÁ A EXFUNCIONARIO VILLARANISTA PARA QUE RESPONDA POR CUENTAS EN ANDORRA

Gabriel Prado Ramos, exfuncionario de la gestión de Susana Villarán en la alcaldía de Lima, será convocado a mediados de octubre a la comisión investigadora encargada de revisar los contratos y acciones ilícitas de las empresas brasileñas en el Perú.

Según el diario La Razón, Prado será convocado para explicar su aparición en documentos de la Banca Privada de Andorra junto a montos y personajes que estaban sindicados como receptores de pagos ilegales de parte de la constructora Odebrecht.

El exfuncionario, durante la gestión como alcaldesa de Susana Villarán, fue gerente de Seguridad Ciudadana y jefe de la empresa municipal EMAPE, que cedió la administración de los peajes a OAS y Odebrecht, por lo que su testimonio permitiría a la comisión definir si convoca nuevamente a la exalcaldesa.

“Primero debemos escuchar las declaraciones del señor Prado para citar nuevamente a Susana Villarán, lo más probable es que sea en la semana subsiguiente de las declaraciones del exfuncionario. Ahora, la investigación continúa. Ella podría pasar a ser acusada en cualquier momento, por ahora debemos ser prudentes”, indicó al respecto el parlamentario Jorge Castro, miembro del grupo de trabajo.

Artículos relacionados

1 thought on “CONGRESO CITARÁ A EXFUNCIONARIO VILLARANISTA PARA QUE RESPONDA POR CUENTAS EN ANDORRA”

  1. Mostramos tambien el siguiente fragmento del portal ojo-publico.com y el diario la nación donde da a conocer realmente al detalle esta dificil situación. Fuente Cortesía: lanacionperu.com y ojo-publico.com
    Usted vea la otra cara de la noticia.

    Odebrecht: Banco de Andorra recibió los US$9.6 millones pagados a funcionarios del gobierno de Alan García

    El Ministerio Público investiga a ocho funcionarios que ocuparon puestos estratégicos durante el segundo gobierno de Alan García, en el marco de la Operación Lava Jato. Seis de los cuales están involucrados con pagos por cerca de US$10 millones de Odebrecht a través de la Banca Privada de Andorra, el centro financiero preferido por la constructora. Dos de ellos tuvieron vinculación estrecha con Alan García.

    La constructora brasileña Odebrecht utilizó a la Banca Privada de Andorra (BPA), entidad financiera denunciada por el Departamento del Tesoro de EE.UU. como centro de lavado de dinero internacional, para pagar los presuntos sobornos por US$9.6 millones que fueron destinados a los funcionarios del segundo gobierno de Alan García (2006-2011) involucrados en el Caso Lava Jato.

    Ojo-Publico.com estableció en US$40 millones el monto de las coimas pagadas por la constructora entre el 2006 y el 2015. De este total, alrededor del 25% involucra a personajes del segundo gobierno aprista que ocuparon puestos claves en organismos dependientes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y el Ministerio de Energía y Minas (Minem).

    Las autoridades de EE.UU. y Brasil identificaron a este banco de Andorra, ubicado entre Francia y España, como el preferido por la constructora para pagar sus coimas a Personas Políticamente Expuestas (PEPs) en Latinoamérica. En las investigaciones relacionadas con el Perú se ha detectado un patrón más que interesante. Odebrecht solo usó esta entidad para transferir presuntos sobornos en casos vinculados a exfuncionarios del gobierno de García, indican los documentos recopilados hasta el momento.

    La historia del exalto directivo de PetroPerú, Miguel Atala Herrera, revelada por El País el lunes, ha sido la última en la nómina de casos que vinculan a Odebrecht, a la Banca Privada de Andorra y a exfuncionarios del gobierno de García.

    El primer caso salió a la luz en enero último, cuando el Ministerio Público ordenó la detención de Jorge Cuba Hidalgo, exviceministro del MTC y personaje cercano a Alan García por lo menos desde 1990, y de Edwin Luyo Barrientos, exmiembro de un comité de licitación, por recibir casi US$8 millones de Odebrecht para entregarles el segundo tramo de la Línea 1 del Metro de Lima. Desde entonces, ambos están presos por decisión de la Sala Penal Nacional.

    En la recepción de la presunta coima también fueron involucrados Miguel Navarro Portugal, ex asesor del viceministro Cuba Hidalgo, quien hoy también está detenido; y Mariella Huerta Minaya, colega de Luyo, y presidenta del comité de licitación. Ella tiene orden de captura, pero su ubicación exacta es desconocida hasta ahora.

    Odebrecht transfirió los sobornos a estos exfuncionarios desde sus offshore Klienfeld Services LTD y Aeon Group Inc a través de la Banca Privada de Andorra. Los depósitos llegaron a Cuba Hidalgo y Luyo Barrientos en las cuentas de Oblong International Inc, Julson International SA e Hispamar International Corporation, offshores también vinculadas a Navarro Portugal y Huerta Minaya.

    El segundo caso también fue revelado por el Ministerio Público en marzo pasado. Entonces le tocó el turno a Juan Carlos Zevallos Ugarte, expresidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran), entidad dependiente de la Presidencia del Consejo de Ministros. El Ministerio Público ordenó su detención y la Sala Penal Nacional convalidó el pedido. Desde ese mes Zevallos Ugarte está en prisión.

    La Fiscalía concluyó que dicho funcionario recibió US$780 mil de Odebrecht para agilizar la entrega de los Certificados de Avance de Obras de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur, una de las obras más importantes que la empresa brasileña realizó en el Perú.

    El tercer caso no fue revelado por el Ministerio Público, sino por el diario español El País el último lunes. Se trata de Miguel Atala Herrera, exalto directivo de Petroperú (depediente del Ministerio de Energía y Minas) entre los años 2008 y 2011. El pago por alrededor de US$900 mil fue realizado en octubre de 2007 por la offshore Klienfeld Services Ltd a nombre de la sociedad Ammarin Investment, vinculada al exfuncionario.

    Atala Herrera está estrechamente relacionado al expresidente Alan García. Ambos, junto al exsecretario general de la presidencia Luis Nava, conformaron el consejo directivo de la Asociación Democracia Social en 2003. El exdirectivo de Petroperú también aportó más de S/ 99 mil a la campaña de Nava al Parlamento Andino en 2011, a través de su empresa Intratex Sac.

    Finalmente, en la lista de funcionarios del gobierno aprista bajo investigación fiscal están: Enrique Cornejo, extitular de Transportes y Comunicaciones, y Oswaldo Plasencia, exdirector ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico, dependiente del MTC, por su presunta participación en el esquema de corrupción montado por Odebrecht para obtener la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima. Ninguno de ellos tiene medidas restrictivas o están vínculados con cuentas en el extranjero.

    El 2015, el Departamento del Tesoro de EE.UU. señaló que los administradores de la Banca Privada de Andorra favorecieron por años a redes criminales transnacionales para lavar activos. Ese mismo año las autoridades de Panamá intervinieron el banco. En la actualidad, la justicia de Andorra investiga a los directivos de la entidad financiera por haber tramado con Odebrecht el blanqueo del dinero procedente de Latinoamérica.

    CONTINÚA EL ESCÁNDALO
    Ayer también se conoció que através de la Banca Privada d’Andorra (BPA), la constructora brasileña Odebrecht, envuelta en casos de corrupción en algunos países de Latinoamérica, pagó 900,000 dólares al exvicepresidente de Petróleos del Perú Miguel Atala Herrera. Esta información ha sido dada por el diario El País a través de su web. Asimismo, ha citado documentos internos de la BPA.
    En la información que detalla el diario se recuerda que Petroperú había firmado en 2011 un acuerdo con una empresa vinculada a Odebrecht. Se trata de Braskem. Este acuerdo serviría para analizar la construcción de una planta de producción de polietileno de un valor de 3.000 millones de dólares.
    Atala Herrera, que fue vicepresidente de la empresa peruana durante el gobierno de Alan García, había ocultado el dinero ilícito a través de la corporación Ammarin Investment. “Los citados documentos incluyen un estadillo contable. Y precisan que la cuenta se abrió en octubre de 2007, diez meses antes del desembarco de Atala Herrera en la petrolera”, señala el artículo.
    También se incluyó el pago al abogado peruano Jorge Horacio Cánepa Torre. Este recibió 435.000 dólares a través de Maxcrane Finance Sa Perú. Otros personajes en lista: el expresidente del Comité de Licitaciones del Metro de Lima Edwin Martin Luyo Barrientos; Jorge Peñaranda Castañeda, de la empresa Alpha Consult; y a Víctor Enrique Muñoz Cuba.
    El País recuerda que Cánepa, ex árbitro de la Cámara de Comercio de Lima, emitió 17 laudos favorables a Odebrecht en procesos contra el Estado.

    ODEBRECHT
    Como se sabe, hace unos días el diario El País reveló que Odebrecht pagó a través de la Banca Privada d’Andorra (BPA) al exvicepresidente de la firma estatal Petróleos del Perú, Miguel Atala Herrera. El exdirectivo habría acumulado 900.000 dólares en dicha cuenta. Atala Herrera fue el número 2 de la compañía pública entre 2008 y 2011, durante el segundo gobierno aprista. En ese entonces, Petroperú tuvo en su primer consejo directivo: como presidente a Alan García, como secretario a Luis Nava y como tesorero a Atala.
    Petroperú habría firmado en 2011 un acuerdo con la filial de Odebrecht Braskem para estudiar la ejecución de una planta petroquímica de polietileno (de plástico) de 3.000 millones de dólares. Esta se realizó para abastecer a Perú, Chile, Ecuador y Colombia. La cercanía de este exfuncionario al círculo de Alan García data desde hace varios años atrás, cuando fueron socios en la ‘Asociación Democracia’ Social, creada en septiembre de 2003.
    Él también fue asociado de Luis Nava en “El Instituto del Empleo”, fundado en abril de 2004. Ahí, Atala figuró como presidente y Nava como secretario ejecutivo. Luego perteneció al primer directorio del diario “Del País”, junto a, entre otras personas, José Antonio Nava, hijo de Luis Nava, quien a su turno realizó varios negocios con Odebrecht.
    Atala, a través de su empresa Intratex SAC., aportó en cuatro oportunidades a la campaña de Luis Nava al Parlamento Andino en 2011, por casi 100 mil soles. Antes, como representante de esa compañía, fue sentenciado en febrero de 2006 a dos años de prisión suspendida por el robo de electricidad a Edelnor. Por último, él apareció en varias conversaciones de Rómulo León con Alberto Químper, en el caso Petroaudios.

    CASO ODEBRECHT:
    INCAUTAN MÁS DE $1 MILLÓN VINCULADOS A GUSTAVO SALAZAR

    La Fiscalía incautó una cuenta en el Banco Interamericano de Finanzas (Banbif), por un monto aproximado de un millón treinta y dos mil dólares, vinculada a Gustavo Salazar Delgado. El empresario tiene una orden de prisión preventiva en su contra por ser parte del presunto soborno que Odebrecht le habría pagado al exgobernador del Cusco, Jorge Acurio Tito.
    Según las primeras indagaciones, Acurio pidió un pago de 3 millones de dólares a la empresa brasileña a cambio de otorgarles la buena pro de la Vía Evitamiento de esa ciudad en el año 2013. El soborno final habría sido de 1 millón 200 mil dólares y para este fin se habrían valido de un contrato ficticio entre dos empresas: Klienfeld, una offshore vinculada a Odebrecht y Wircel S.A., esta última de propiedad de Salazar. A través de esta transacción el dinero de la coima habría sido entregado a la autoridad regional.
    Según las pesquisas fiscales, el nombre de Salazar aparece también en las agendas de Acurio Tito, donde se escribió un subtítulo denominado ‘Amigos potenciales de la capital’ en el que hay una serie de nombres que tienen que ver con este soborno.
    Dentro de otras anotaciones de Salazar también hay inscripciones sobre montos que se depositaron para su empresa Wircel S.A en un banco de Andorra. Se informó en agosto que la Fiscalía Anticorrupción, liderada por el fiscal Hamilton Castro, ha emitido una solicitud de extradición para el expresidente del Club Regatas en base a colabores eficaces y documentos que se incautaron en las oficinas de los involucrados en este caso.
    En diciembre del año pasado, se reveló que Odebrecht confesó haber sobornado con 29 millones de dólares a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 a cambio de la concesión de obras públicas. Este periodo abarca los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016). En el caso de Acurio, habría pedido un soborno de 3 millones a cambio de la obra de la Vía de Evitamiento del Cusco, pero solo recibió 1.25, ya que salió de su puesto de gobernador antes de que se cumplan los pagos acordados.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close