JUGUEMOS A LA RONDA MIENTRAS EL PAPA NO ESTÁ (LOBBY, ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO?)

Por Luis Miguel Llanos @VandameLuis

La Conferencia Episcopal Peruana confirmó que el Papa Francisco visitará el Perú entre el 18 y el 21 de enero del próximo año, y ya empezó la polémica. Yo no pretendo darle cátedra ni charlas de seguridad a Domenico Giani que ha sido seguridad y protector del Papa en toda su jornada mundial, solo quiero destacar un punto.

Este súper agente,  escolta personal del Sumo Pontífice, es un experto en futurizar y eliminar el margen de error, el factor sorpresa, para que no solo el Papa esté a salvo, sino que diseña la seguridad de los feligreses y peregrinos. Sin embargo, me parece relevante resaltar que las noticias respecto del material bélico que se pierde de los cuarteles militares no llegan hasta el Vaticano.

Ministros Basombrío y Nieto, encargados de la seguridad

Lo que está pasando actualmente, según este humilde soldado de Dios, apunta a tratar de evitar que mi país cometa un error irremediable solo por políticas y pasiones, luchas y egos internos que suceden aquí.

El ministro del Interior –quien, en mi opinión, desconoce de seguridad y pongo en duda su fe cristiana incluso- entre misas y agentes de inteligencia se escucha que quieren minimizar la investidura del cardenal del Perú por un afán de desnaturalizar los embajadores reales del Papa.

Estado Islámico ya ha amenazado al máximo jefe católico

Pero como ya sabemos que en el Perú fuerzas políticas le han quitado hasta la Pontificia Universidad a la Iglesia Católica, sus límites son insospechables. Entonces, entre estas pasiones y errores salen ganadores nuestros eternos enemigos del occidente: los islamistas extremos y los yihadistas.

Teniendo informes de inteligencia que Venezuela ha vendido pasaportes a extremistas islámicos del Medio Oriente, en especial iraníes, no podemos dejar a la suerte que estos lobos solitarios que seguramente existen en el Perú  puedan lograr sus objetivos, de los cuales, el principal target es el Papa.

Costa Verde de Magdalena: un lugar querido y odiado

Darles la posibilidad de una locación geográfica como la Costa Verde o la Base Aérea de Las Palmas es darles una oportunidad. La Costa Verde no está diseñada para recibir la cantidad de gente estimada para la Misa Papal, como se ha demostrado en diversos eventos de mucho menor magnitud y proporción (como el sexy Halloween salvando las diferencias), obra “no autorizada” por la Alcaldía de Magdalena.

Podría crearse un caos y ante el mismo se crearía la histeria colectiva que pondría en riesgo la vida de muchas personas que no tendrían oportunidad de ser auxiliadas o evacuar el área. No entiendo porqué buscar un espacio como la Base Aérea de las Palmas, cuando el propio cuartel de esta base sale a demostrar su poderío militar cada año en Fiestas Patrias a la Avenida Brasil.

PPK oficializó invitación al Papa, junto a Nancy Lange

¿Por qué –entonces- no utilizar la Avenida Brasil como sede para la Misa Papal? Además, conocemos por vox populi que el armamento de guerra se pierde de los cuarteles. Los terroristas de otros países tienen que construir sus propias bombas, cosa muy fácil de hacer aquí también.

¿Es esto un castigo a las marchas de “Con mis hijos no te metas” o  una represalia a “La marcha por la vida” ?

Nosotros, los católicos, merecemos respeto al igual que todo ciudadano peruano con sus derechos constitucionales. Si queremos ver al Papa, deberíamos poder hacerlo sin influencia  de fuerzas mediáticas y/o fuerzas ocultas.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close