Noticias

EXSECRETARIO DE ALAN GARCÍA CITADO AL CONGRESO POR INVESTIGACIONES DE “LAVA JATO”

Luis Nava Guibert tendrá que rendir cuentas, aunque parlamentario aprista Mauricio Mulder dice que no hay nada nuevo

Ante la aparición de sus vínculos comerciales y contractuales con la cuestionada empresa Odebrecht, Luis Nava Guibert, exsecretario general de la Presidencia durante el segundo gobierno de Alan García Pérez, será convocado para rendir su testimonio ante la comisión parlamentaria que investiga los contratos de las empresas brasileñas en el Perú.

Según el diario Expreso, Nava tendrá que responder respecto a las empresas de su familia que se convirtieron en subcontratistas de Odebrecht durante la construcción de la carretera Interoceánica Sur, obra envuelta en cuestionamientos de coimas y sobornos.

Al respecto, el congresista Mauricio Mulder señaló que esta información ya había sido presentada en la ‘Megacomisión’ que investigó al exmandatario en 2015 y en ese sentido aseguró que lo que existe es “una guerra contra el Apra”.

No obstante, el parlamentario aprista indicó que se debe esperar el resultado final de las investigaciones que se den tanto en el Ministerio Público como en el Legislativo.

A su turno, el parlamentario Jorge Castro, vicepresidente de la “Comisión Lava Jato”, afirmó que varios expresidentes, como Alan García, así como exfuncionarios como Luis Nava, se daban una serie de ventajas al sostener que no tenían ningún tipo de vinculación con actos de corrupción porque “no habían incursionado en el campo de las licitaciones de las obras públicas”.

Artículos relacionados

1 thought on “EXSECRETARIO DE ALAN GARCÍA CITADO AL CONGRESO POR INVESTIGACIONES DE “LAVA JATO””

  1. Mostramos tambien el siguiente fragmento del portal ojo-publico.com y el diario la nación donde da a conocer realmente al detalle esta dificil situación. Fuente Cortesía: lanacionperu.com y ojo-publico.com
    Usted vea la otra cara de la noticia.

    Odebrecht: Banco de Andorra recibió los US$9.6 millones pagados a funcionarios del gobierno de Alan García

    El Ministerio Público investiga a ocho funcionarios que ocuparon puestos estratégicos durante el segundo gobierno de Alan García, en el marco de la Operación Lava Jato. Seis de los cuales están involucrados con pagos por cerca de US$10 millones de Odebrecht a través de la Banca Privada de Andorra, el centro financiero preferido por la constructora. Dos de ellos tuvieron vinculación estrecha con Alan García.

    La constructora brasileña Odebrecht utilizó a la Banca Privada de Andorra (BPA), entidad financiera denunciada por el Departamento del Tesoro de EE.UU. como centro de lavado de dinero internacional, para pagar los presuntos sobornos por US$9.6 millones que fueron destinados a los funcionarios del segundo gobierno de Alan García (2006-2011) involucrados en el Caso Lava Jato.

    Ojo-Publico.com estableció en US$40 millones el monto de las coimas pagadas por la constructora entre el 2006 y el 2015. De este total, alrededor del 25% involucra a personajes del segundo gobierno aprista que ocuparon puestos claves en organismos dependientes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y el Ministerio de Energía y Minas (Minem).

    Las autoridades de EE.UU. y Brasil identificaron a este banco de Andorra, ubicado entre Francia y España, como el preferido por la constructora para pagar sus coimas a Personas Políticamente Expuestas (PEPs) en Latinoamérica. En las investigaciones relacionadas con el Perú se ha detectado un patrón más que interesante. Odebrecht solo usó esta entidad para transferir presuntos sobornos en casos vinculados a exfuncionarios del gobierno de García, indican los documentos recopilados hasta el momento.

    La historia del exalto directivo de PetroPerú, Miguel Atala Herrera, revelada por El País el lunes, ha sido la última en la nómina de casos que vinculan a Odebrecht, a la Banca Privada de Andorra y a exfuncionarios del gobierno de García.

    El primer caso salió a la luz en enero último, cuando el Ministerio Público ordenó la detención de Jorge Cuba Hidalgo, exviceministro del MTC y personaje cercano a Alan García por lo menos desde 1990, y de Edwin Luyo Barrientos, exmiembro de un comité de licitación, por recibir casi US$8 millones de Odebrecht para entregarles el segundo tramo de la Línea 1 del Metro de Lima. Desde entonces, ambos están presos por decisión de la Sala Penal Nacional.

    En la recepción de la presunta coima también fueron involucrados Miguel Navarro Portugal, ex asesor del viceministro Cuba Hidalgo, quien hoy también está detenido; y Mariella Huerta Minaya, colega de Luyo, y presidenta del comité de licitación. Ella tiene orden de captura, pero su ubicación exacta es desconocida hasta ahora.

    Odebrecht transfirió los sobornos a estos exfuncionarios desde sus offshore Klienfeld Services LTD y Aeon Group Inc a través de la Banca Privada de Andorra. Los depósitos llegaron a Cuba Hidalgo y Luyo Barrientos en las cuentas de Oblong International Inc, Julson International SA e Hispamar International Corporation, offshores también vinculadas a Navarro Portugal y Huerta Minaya.

    El segundo caso también fue revelado por el Ministerio Público en marzo pasado. Entonces le tocó el turno a Juan Carlos Zevallos Ugarte, expresidente del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran), entidad dependiente de la Presidencia del Consejo de Ministros. El Ministerio Público ordenó su detención y la Sala Penal Nacional convalidó el pedido. Desde ese mes Zevallos Ugarte está en prisión.

    La Fiscalía concluyó que dicho funcionario recibió US$780 mil de Odebrecht para agilizar la entrega de los Certificados de Avance de Obras de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur, una de las obras más importantes que la empresa brasileña realizó en el Perú.

    El tercer caso no fue revelado por el Ministerio Público, sino por el diario español El País el último lunes. Se trata de Miguel Atala Herrera, exalto directivo de Petroperú (depediente del Ministerio de Energía y Minas) entre los años 2008 y 2011. El pago por alrededor de US$900 mil fue realizado en octubre de 2007 por la offshore Klienfeld Services Ltd a nombre de la sociedad Ammarin Investment, vinculada al exfuncionario.

    Atala Herrera está estrechamente relacionado al expresidente Alan García. Ambos, junto al exsecretario general de la presidencia Luis Nava, conformaron el consejo directivo de la Asociación Democracia Social en 2003. El exdirectivo de Petroperú también aportó más de S/ 99 mil a la campaña de Nava al Parlamento Andino en 2011, a través de su empresa Intratex Sac.

    Finalmente, en la lista de funcionarios del gobierno aprista bajo investigación fiscal están: Enrique Cornejo, extitular de Transportes y Comunicaciones, y Oswaldo Plasencia, exdirector ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico, dependiente del MTC, por su presunta participación en el esquema de corrupción montado por Odebrecht para obtener la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima. Ninguno de ellos tiene medidas restrictivas o están vínculados con cuentas en el extranjero.

    El 2015, el Departamento del Tesoro de EE.UU. señaló que los administradores de la Banca Privada de Andorra favorecieron por años a redes criminales transnacionales para lavar activos. Ese mismo año las autoridades de Panamá intervinieron el banco. En la actualidad, la justicia de Andorra investiga a los directivos de la entidad financiera por haber tramado con Odebrecht el blanqueo del dinero procedente de Latinoamérica.

    ALAN GARCÍA AL BANQUILLO

    *FISCALÍA INVESTIGA A ALAN GARCÍA Y A SUS TESTAFERROS POR DELITO DE LAVADO DE ACTIVOS Y POR ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO EN SUS DOS GOBIERNOS
    *HASTA LA FECHA, JEFE DEL APRA NOSTRA SE HA LIBRADO DE LA CÁRCEL HACIENDO ABUSO DE LOS AMPAROS Y POR LA IMPUNIDAD QUE LE DA LA RED DE JUECES Y FISCALES APRISTAS
    *ALAN NUNCA TRABAJÓ, SIMULÓ SER CONFERENCISTA Y RECIBIÓ DINERO DE ODEBRECHT Y DE OTRAS EMPRESAS CORRUPTAS

    Por fin le llegó la hora a Alan García. La fiscalía ahora lo investiga junto a sus testaferros por el delito de lavado de activos y por enriquecimiento ilícito en sus dos gobiernos, ya que, hasta la fecha, el ex mandatario aprista se ha librado de la cárcel haciendo abuso de los recursos de amparo y por la impunidad que recibe de la red gigantesca de jueces y fiscales apristas en el país, la misma que le ha permitido vivir sin trabajar, simulando ser un conferencista, y pasar por alto su relación corrupta con Odebrecht y otras empresas dedicadas a los millonarios sobornos.
    De esta forma García sigue bajo la lupa del Ministerio Público y se ha revelado que el exmandatario es investigado desde hace dos meses por los mencionados delitos y que en las pesquisas también se ha incluido a otros 30 de sus colaboradores, además de parientes y empresas. Entre ellos están la ex primera dama Pilar Nores, los exministros Luis Nava, Aurelio Pastor, Hernán Garrido Lecca y José Chang.
    Con estas indagaciones, a cargo del fiscal titular José Antonio Castañeda Jara y del fiscal adjunto Miguel Óscar Toyohama, se busca confirmar o descartar el origen ilícito del patrimonio del líder aprista. Por ello, los magistrados analizan las cantidades depositadas y usadas en las cuentas de García a partir de la década de 1990 hasta la actualidad.
    Algunos elementos incluidos en la pesquisa son propiedades compradas por García en sociedad con Pilar Nores y cuentas bancarias que ambos abrieron en el extranjero.
    Castañeda y Toyohama analizan el origen del dinero con el que el expresidente y Nores adquirieron 21 inmuebles mientras estaban casados. Los magistrados también están detrás de las cuentas bancarias y otras propiedades que la pareja tendrían en Francia, España, Brasil, Estados Unidos, Suiza y Liechtenstein.
    En cuanto al exministro de Justicia, Aurelio Pastor, también se indagan compras inmobiliarias, además del uso de $343 mil 292 de origen impreciso. Pedro Morales, ex jefe de la Oficina de Infraestructura durante el gobierno aprista, es otro investigado. Sobre el ya existe un reporte de operaciones bancarias sospechosas y la creación de una cuenta con la que llegó a disponer de S/. 6.6 millones.
    El exmandatario había salido bien librado de investigaciones pasadas por enriquecimiento ilícito. Una de ellas duró seis meses y fue realizada en 2013 por el ahora ex fiscal José Antonio Peláez Bardales, quien tomó información del trabajo de la Megacomisión del Congreso. En ese momento, se concluyó que los S/. 6 millones 675 mil 190.24 que García tuvo a disposición entre julio de 2006 y diciembre de 2013 no eran parte de movidas ilegales.
    De acuerdo con el análisis de Peláez S/. 3 millones 924 mil 455,56 correspondieron a ingresos por pensiones, derechos de autor, remuneraciones, ventas inmobiliarias, fondos mutuos, CTS, entre otros. Mientras tanto, S/ 4 millones 227 mil 677,81 fueron gastos con los que García cubrió necesidades básicas, además de viajes, inversiones, compras inmobiliarias y diversiones.
    Los abogados de García y de los demás implicados ya han respondido ante la apertura de estas nuevas pesquisas y como era de esperarse presentaron un recurso para exigir el archivamiento, argumentando que el Tercer Juzgado Constitucional de la Corte de Lima invalidó el uso de datos alcanzados por la Megacomisión del Congreso. Sin embargo, la Fiscalía ha rechazado este argumento.

    ODEBRECHT
    Como se sabe, hace unos días el diario El País reveló que Odebrecht pagó a través de la Banca Privada d’Andorra (BPA) al exvicepresidente de la firma estatal Petróleos del Perú, Miguel Atala Herrera. El exdirectivo habría acumulado 900.000 dólares en dicha cuenta. Atala Herrera fue el número 2 de la compañía pública entre 2008 y 2011, durante el segundo gobierno aprista. En ese entonces, Petroperú tuvo en su primer consejo directivo: como presidente a Alan García, como secretario a Luis Nava y como tesorero a Atala.
    Petroperú habría firmado en 2011 un acuerdo con la filial de Odebrecht Braskem para estudiar la ejecución de una planta petroquímica de polietileno (de plástico) de 3.000 millones de dólares. Esta se realizó para abastecer a Perú, Chile, Ecuador y Colombia. La cercanía de este exfuncionario al círculo de Alan García data desde hace varios años atrás, cuando fueron socios en la ‘Asociación Democracia’ Social, creada en septiembre de 2003.
    Él también fue asociado de Luis Nava en “El Instituto del Empleo”, fundado en abril de 2004. Ahí, Atala figuró como presidente y Nava como secretario ejecutivo. Luego perteneció al primer directorio del diario “Del País”, junto a, entre otras personas, José Antonio Nava, hijo de Luis Nava, quien a su turno realizó varios negocios con Odebrecht.
    Atala, a través de su empresa Intratex SAC., aportó en cuatro oportunidades a la campaña de Luis Nava al Parlamento Andino en 2011, por casi 100 mil soles. Antes, como representante de esa compañía, fue sentenciado en febrero de 2006 a dos años de prisión suspendida por el robo de electricidad a Edelnor. Por último, él apareció en varias conversaciones de Rómulo León con Alberto Químper, en el caso Petroaudios.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close