Opinión

¿VIOLENCIA DE GÉNERO O VIOLENCIA FAMILIAR?

Por: Alejandro Muñante Barrios.
Director de la Red Nacional de Abogados por la Defensa de la Familia – RENAFAM.

¿Las leyes para erradicar la violencia de género son las idóneas para acabar con el maltrato a la mujer? Es un contundente NO.

Violencia de género en stricto sensu atañe a aquella violencia física o mental que un género emplea sobre el otro, para lograr su opresión y sumisión. Entendiéndose “género” al conjunto de características como cada quien construye su sexualidad, independientemente del sexo biológico con el que se nació.

¿Existen personas que maltratan o matan a otra persona por razón de su “género”? Para ser más claros, ¿existen hombres que golpeen o asesinen a una mujer (cualquiera) por el sólo hecho de ser mujer (feminicidio)? Claro que no, al menos yo no he visto ninguno. Y es que, si aceptamos ello, estaríamos asumiendo que existe un odio irracional de muchos hombres en contra de las mujeres, que les impediría incluso tenerlas como parejas. Sin embargo ¿Por qué entonces la violencia “de género” se da al interior de relaciones sentimentales?

En efecto, más del 95 por ciento de los casos de maltrato físico o psicológico contra la mujer se da en el contexto de una violencia familiar o doméstica (*), muchas veces motivado por celos, pleitos, diferencias irreconciliables, embriaguez, etc., y no por un odio irracional del hombre hacia la mujer como se pretende vender.

Y es en este aspecto que las políticas públicas nada o poco han hecho erradicar dicho flagelo; por el contrario, se están destinando recursos para tratar esta problemática de forma aislada y segregada, como que si la fuente del problema fuese la “desigualdad de género” propiciado por una “sociedad patriarcal opresora”.

Tratar la violencia doméstica como un problema de género, invisibiliza su real dimensión y sus verdaderas fuentes, tales como: la rotura de los lazos familiares, problemas de salud mental, falta de entendimiento de la complementariedad, entre otros. Incrementa así los fantasmas de una absurda guerra por la supremacía y la opresión, y por ende cataloga cualquier tipo de violencia contra la mujer como una muestra de “machismo imperante”, logrando de esta forma acrecentar las cifras de la supuesta violencia de género y otorgar con ello el capital ideológico a una lucha hegemónica emprendida por el feminismo moderno que está destinada a distanciarnos más como sociedad.

Las feministas saben que “el enfoque de género” no es la solución a la violencia contra la mujer, y por eso lo defienden, porque les interesa mantener vivo el conflicto, sin la cual no tendrían razón de ser, y por ende no habría nadie quien financie sus campañas y como consecuencia sus salarios. El enfoque de familia y de complementariedad entre hombres y mujeres es la solución, por eso no les gusta.

Efectivamente, necesitamos que el Estado cambie su enfoque, voltee la mirada hacia la familia, e implemente políticas públicas orientadas a defender y proteger a la niñez, la promoción del matrimonio, el fortalecimiento de los lazos familiares, y la atención especial al adulto mayor. Solo así, podremos disminuir las cifras de violencia que tanto nos aqueja y vislumbrar un futuro esperanzador.

Por ello es necesario eliminar la carga ideológica en estos asuntos, porque nos impiden ver las verdaderas causas de la violencia, y sobre la base de un enfoque de familia y de complementariedad entre hombres y mujeres, diseñar y ejecutar políticas preventivas que tengan como prioridad el fortalecimiento y promoción de la familia, como fuente de desarrollo y bienestar social.

Artículos relacionados

5 thoughts on “¿VIOLENCIA DE GÉNERO O VIOLENCIA FAMILIAR?”

  1. Estas Son Algunas Situaciones que Fomentan la Violencia. Nosotros y Muchos nos cuesta darnos cuenta pero ahi están… después no nos Quejemos.

    Mostramos tambien el siguiente fragmento del portal tiempo26.com donde da a conocer realmente al detalle esta dificil situación. Fuente Cortesía: tiempo26.com
    Usted vea la otra cara de la noticia.

    LAS MUJERES DE LOS ANDES. “NI UNA MENOS”.

    Los canales de TV cubren hipócritamente la marcha #Niunamenos, pero humillan diariamente a la mujer andina.

    Por ejemplo, la “chola Chabuca, “la paisana Jacinta”, “Pánfila”, actualmente, están creando –en los millennials– patrones totalmente opuestos a la inmensidad del concepto andino. Desvirtuando la inteligencia y sabiduría ancestral de las mujeres indígenas y creando representaciones equivocadas que refuerzan estereotipos negativos contra la mujer del sur de Perí. Además, tengo que señalar que las adulteradas, inexactas y fraudulentas estereotipias que estos “personajes de la TV comercial” se encargan en instaurar, lindan con la discriminación, racismo, y, sin lugar a dudas, con el sexismo, asimismo; contribuyen con el maltrato psicológico, emocional y, aunque muy pocos lo hayan dicho, destruyen la autoestima y la moral de las mujeres del verdadero y profundo Perú, ¿cómo? Con falaces y burdas fisonomías o rasgos físicos que a cualquiera debería de enfadar.

    Alguna ONG, asociación debería de ser la voz de estas mujeres que no están organizadas, como sí lo están los de la comunidad LGTBI. Cabe precisar que las mujeres andinas no poseen mecanismos o herramientas como Twitter, Facebook, o TIEMPO26.COM para denunciar públicamente a estos programas y pedir su inmediata rectificación con sanción incluida, por esas vejaciones y deshonras, ya que estos burdos montajes durante muchas décadas han facturado a costa de la ofensa y el maltrato.

    ¿Es tan difícil hacer humor sano e inteligente sin humillar o discriminar a alguien que no se puede defender porque no posee ‘medios de comunicación’ para decir. ¡BASTA YA!?

    ASÍ NO SON LAS MUJERES DE LOS ANDES:

    Las mujeres de los andes no huelen mal, no son desaseadas, y no poseen un aspecto físico horripilante como los canales de televisión lo muestran. ¦ Foto: chirapaq.org.pe

    Rechazo la hipocresía de algunos medios de comunicación, sobre todo, de los canales de televisión que diariamente humillan, vejan, golpean psicológicamente a las mujeres de los andes o mujeres indígenas, pero algunos me preguntarán; “¿cómo así hacen todo eso y salen a cubrir la marcha #Niunamenos, como si fueran ejemplos a seguir? Ese es el doble rasero que algunos periodistas y comunicadores poseen.

    Preguntémonos: ¿Cómo los canales de televisión en el Perú presentan o exponen ante todo el país a la mujer andina? Estoy seguro que ya tienes la respuesta, ¿Verdad? Pues, a la mujer andina la presentan como alguien inferior, precaria intelectualmente, torpe, ignorante, desaseada, inculta, estos canales de TV la presentan como una mujer que no habla correctamente el castellano, prácticamente, destruyen a millones de mujeres andinas que viven en el Perú y países vecinos, generando una pésima y negativa imagen contra ellas. Eso tiene que cambiar.

    ¿Quiénes son los responsables de la humillación y el maltrato psicológico en contra de la mujer de los andes o mujeres indígenas?

    Los telecasters, productores generales, funcionarios de los canales, y especialmente, señores, el gobierno de turno: el Ministerio de transporte y Telecomunicaciones (espectro radioeléctrico), el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Ministerio de Cultura, el Poder Judicial por no hacer cumplir la Ley de Radio y Televisión – LEY Nº 28278, precisamente el artículo 40, los anunciantes que con millones de dólares alimentan estos programas.

    Y luego con gran desfachatez salen algunas “autoridades” a marchar en #Niunamenos, cuando, en el fondo; ellos son los responsables de este tipo de abuso sistemático contra las mujeres.

  2. La violencia que se ejerce contra la mujer, no es por hecho de ser mujer, ya que en la calle misma no se da el caso de hombres que ataquen a cuanta mujer vean en la calle, el Componente es haber tenido o tener una relacion sentimental deteriorada que se desencadena en la agresion fisica del hombre contra la mujer, mayormente, y en pocos casos, la agresion fisica de la mujer contra el hombre. Estoy convencido que esto se origina desde la formacion o deformacion que ha recibido el agresor EN EL SENO FAMILIAR. Por ello es importante rescatar los valores de la familia, es importante la creacion del Ministerio de la Familia.

  3. Efectivamente, la violencia no es contra la mujer sino contra el ser humano. En cada contexto se da de manera y por causas diferentes. Para llegar a la violencia hay que sobrepasar los límites de las emociones. Cada “agresor” tiene una carga emocional, muchas veces heredada de su entorno familiar primero. Que se debe hacer??? trabajar al interior de la familia, desde su constitución: varón y mujer y con un enfoque de familia y no de “género”.

  4. Buena tesis doctor Muñante. Era casualmente una de mis interrogantes, Cabrera Freyre comenta que “quien procede a matar a su pareja o ex pareja, no lo hace porque es una mujer, sino porque no soporta la idea de que lo dejen, que le hayan sido infiel o de que ésta pueda estar con otra persona”. Bueno hasta el momento en un tema muy controversial el delito de feminicidio, basado en la discriminación y el odio hacia el sexo femenino, conforme su nueva regulación normativa.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close