ODEBRECHT SERÁ “TERCERO CIVIL RESPONSABLE” PERO EN OBRAS DONDE NO PARTICIPÓ GRAÑA Y MONTERO

Hasta el momento la constructora peruana sigue pasando impune, y por eso se da el lujo de amenazar con ir al TC y conseguir participación en refinería de Talara

Tremenda suerte tiene la constructora peruana Graña y Montero, quien pese a ser socia de la corrupta firma brasileña Odebrecht en millonarios proyectos de inversión hasta el momento no viene siendo fiscalizada por las autoridades peruanas, al punto que la Procuraduría ad hoc prefiere mirar investigar cualquier otra cosa que no sean los negocios de la compañía fundada por “Pepe” Graña.

Y es que en los últimos días la Procuraduría anunció con bombos y platillos que el Poder Judicial ha declarado fundados sus pedidos para incorporar a Odebrecht como tercero civil responsable en los casos penales vinculados a los proyectos “Costa Verde-Tramo Callao” y “Vía de Evitamiento de Cusco”, iniciativas donde no está consorciada Graña y Montero.

Y es más, en la lista enviada a la prensa respecto a los pedidos para que la justicia incorpore a otras empresas socias de las firmas brasileñas corruptas, en ninguna parte aparece Graña y Montero ni otras firmas socias de Odebrecht en los millonarios proyectos “Línea 1 del Metro de Lima”, “Carretera Interoceánica Sur” o “Gasoducto Sur Peruano”.

En efecto, en la lista aparecen las firmas Camargo y Correa, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao, Intersur Concesiones S.A., Lamsac y Vinci Higways Perú S.A.C (Vía Línea Amarilla); OAS, Motlima Consultores S.A., Dextre + Morimoto Arquitectos SAC y CESEL S.A. (Hospital Lorena de Cusco); y Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao, JNR Consultores S.A., R&Q Ingeniería S.A. (Avenida Néstor Gambetta, Callao).

Cabe señalar que, en el caso del proyecto “Costa Verde-Tramo Callao”, vienen siendo investigados el gobernador regional chalaco Félix Moreno y el empresario Gil Shavit, por el supuesto soborno que habrían recibido para favorecer al consorcio con el otorgamiento de la buena pro del proyecto.

De igual manera, en el caso del proyecto “Vía de Evitamiento del Cusco” son investigados el exgobernador regional Jorge Acurio Tito, y los abogados Gustavo Salazar Delgado y José Zaragozá Amiel, quienes habrían recibido pago ilícito a cambio de favorecer a Odebrecht con el otorgamiento de la obra.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close