MÉDICO FORENSE QUE PRACTICÓ NECROPSIA A FASABI PASA A CONDICIÓN DE INVESTIGADO

Walter Mostajo Merino firmó el Informe Pericial N° 002515-2015 que establece que empleado de los Humala-Heredia falleció a consecuencia de hemorragias en los pulmones y el páncreas

La Comisión de Fiscalización del Congreso pasó a condición de investigado al médico legista Raúl Walter Mostajo Merino (Colegio Médico N° 31817), quien el 22 de julio del 2015 practicó la necropsia de ley al cadáver de Emerson Fasabi, el empleado de los Humala-Heredia que fue encontrado muerto el día anterior a unos metros de la entonces residencia presidencial.

El facultativo firmó el Informe Pericial de Necropsia Médico Legal N° 002515-2015 que estableció como causas de muerte ‘hemorragia pulmonar y hemorragia pancreática’, lo que lo llevó a concluir en sede policial, fiscal y parlamentaria que el excabo EP había fallecido a consecuencia de una pancreatitis aguda, aun cuando esta enfermedad no es considerada motivo de muerte súbita.

La necropsia que firmó Mostajo Merino- junto al otro médico legista Hipólito Vilcapaza Atamari (Colegio Médico N° 37954)- tiene una observación singular: que la División de Tanatología Forense no tenía termómetro para medir la temperatura del cadáver.

El documento- al que tuvo acceso MANIFIESTO- señala con relación a los pulmones de Fasabi Moscobich: “Color violáceo rojizos, con antracosis y petequiado hemorrágico subpleural bilateral. Aumentados de consistencia, crepitantes al tacto (…) Presenta hemorragia parenquimal difusa. Presencia de zonas enfisematosas apicales y atelectasias basales bilatetrales”.

Certificado firmado por legista Mostajo Merino

En cuanto al páncreas, el informe menciona: “Color amarillo rojizo, aumentado de consistencia, con grasa periférica en regular cantidad. Al corte parenquima congestivo presenta hemorragia difusa. Conducto pancreático permeable”.

En setiembre del 2015, la primera Comisión de Fiscalización del Congreso que investigó la extraña muerte de Fasabi, presidida por Gustavo Rondón, citó en calidad de testigos al jefe del Instituto de Medicina Legal (IML), Juan Quiroz Mejía, y a los dos médicos que practicaron la necropsia, quienes no pudieron convencer a sus miembros- entre los que había cuatro médicos- de que el muchacho muriera de pancreatitis hemorrágica en su cama, sin buscar ayuda.

Fuentes cercanas a la actual comisión, presidida por Rolando Reátegui, señalaron que el médico legista Raúl Walter Mostajo Merino ha pasado a engrosar las filas de los investigados en este caso, junto con Nadine Heredia, su madre Antonia Alarcón y el exchofer presidencial Juan José Peñafierl Reyes.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close