ZONA ROJA

PARA GUERRA GARCÍA, LO DE VILLARÁN Y ODEBRECHT ES SOLO “CONFLICTO DE INTERÉS”

Exfuncionario municipal ahora pretende postular a la alcaldía y evalúa alianza con Nuevo Perú de Verónika Mendoza

Para Gustavo Guerra García, quien fuera funcionario de la Municipalidad de Lima en la gestión de Susana Villarán, la revelación de que las corruptas empresas brasileñas Odebrecht y OAS hayan financiado la campaña electoral de la exalcaldesa en 2013 solo sería “un conflicto de interés”, y no quiso decir que se trata de corrupción.

“Yo creo que si se comprueba la versión de los brasileños, en la cual el gerente de la Municipalidad de Lima solicita un aporte de campaña a dos empresas que tienen contrato con la gestión, ahí ya tenemos un gravísimo problema de conflicto de interés”, dijo, en entrevista con La República

En la línea de sus argumentaciones bastante benévolas -a diferencia de cuando se refiere a sus adversarios políticos-, Guerra García dijo que era posible que el “aporte” entregado por Odebrecht podría haber llegado a condicionar a la alta dirección edil.

En otro momento, señaló que es uno de los precandidatos a la alcaldía de Lima bajo el nombre de partido Juntos por el Perú, que no es otra cosa que el Partido Humanista de Yehude Simon pero bajo otra cubierta. Adelantó que viene analizando alianzas con otros colectivos de izquierda, entre ellos nuevo Perú, de Verónika Mendoza.

De igul manera, su alianza también alcanzaría a Confluencia Libertaria -conformado por Perú Libertario (PL), Partido Socialista Revolucionario (PSR), MAS Democracia, Frente Obrero Campesino Estudiantil y Popular (FOCEP), Unidad Popular de Izquierda (UPI)- y el Bloque Nacional Popular, que tiene como líder al excongresista humalista Sergio Tejada.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close