Reportajes

SEGÚN DIARIO ESPAÑOL, PERIODISTA DEL MRTA FUE UNA HEROÍNA

Por medio de su corresponsal peruana, Gabriela Wiener, medio europeo difunde mentiras flagrantes para acusar a Alberto Fujimori de odiar a las mujeres

Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”, era la máxima propagandística del nazismo, que estás siendo aplicada por algunos activistas antifujimoristas. Esto se refleja en la última nota de eldiario.es sobre el indulto al expresidente, titulada “En libertad el dictador que se cebó contra las mujeres del Perú”.

La autora es una conocida izquierdista que dedica la mayoría de sus columnas de opinión a criticar al fujimorismo, pero en esta oportunidad se presenta su artículo no como de opinión, sino informativo, a pesar de varias falsedades flagrantes.

Nota en diario hispánico mezcla verdades con mentiras

Uno de estos ejemplos es cómo tergiversa las declaraciones del cardenal Juan Luis Cipriani, poniendo como suya la oración “Los abortos no se deben a que han abusado de las niñas sino a que la mujer se pone como en un escaparate provocando”. En realidad, el religioso había dicho dos frases diferentes, refiriéndose a que ciertos realities exponían a la mujer como una cosa.

Tal vez el ejemplo más patético de cómo Wiener altera la verdad, es cuando informa sobre una persona que elaboraba información en un medio de prensa vocero del terrorista MRTA, presentándola como una muestra de la discriminación a las féminas.

César Hildebrandt recordando que diario de “heroína” era vocero del MRTA

“Hubo heroínas también en los medios. La periodista Melissa Alfaro, jefa de informaciones del semanario Cambio, que cada tanto presentaba informes para atizar al Gobierno, abrió el sobre bomba que el servicio de inteligencia había enviado a nombre de su director y murió en el acto”, se lee.

Cambio nunca llamaba terroristas a los terroristas del MRTA, y más bien publicaba portadas dando realce a sus fechorías. En sus páginas había “entrevistas exclusivas” a Víctor Polay y otros delincuentes, que eran una forma de impartir directivas a sus secuaces o comunicar públicamente sus objetivos.

A esto sumamos cómo se presentan cifras incoherentes en un afán de condenar a la dictadura de los 90, de abusos contra peruanas por el solo hecho de ser pobres y/o originarias de nuestra serranía y selva.

 Wiener es otra de las peruanas que dicen medias verdades en sus notas al extranjero

“Entre 1995 y 2000, los años más duros de la dictadura de Alberto Fujimori, se estima que fueron esterilizadas contra su voluntad 331.600 mujeres indígenas en el Perú”, escribe Wiener, sin poner la fuente de su estimación.

Lo real es que en registros del Ministerio de Salud se confirma que la campaña de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria se inició en 1996, y que fue a un total de 254,455 peruanas. Por lo tanto, es imposible que haya más personas víctimas del total de personas atendidas.

Incluso la investigadora María Cecilia Villegas resumió este y otros datos puntuales en su libro “La verdad de una mentira”, publicado hace 5 meses. Uno de ellos es que el Ministerio Público solo ha admitido 61 probables casos de esterilizaciones forzadas.

Investigadora Villegas ironiza excesos numéricos de activista

“Y así pasamos de 250,000 mujeres esterilizadas en el 2002, a 300,000 en el 2011 y de pronto en el 2017 son 331,000. La evidencia no importa”, tuiteó Villegas sobre la noticia española.

En otro momento, la periodista señala que la denuncia de supuestas torturas a Susana Higuchi, ex primera dama, está en investigación, cuando en el 2007 la Corte Suprema de Chile anuló este caso por falta de pruebas. Incluso la exesposa de Fujimori dejó de acusarlo.

También hay un sesgo sobre periodistas que sirvieron al régimen corrupto de los noventa, ya que en ningún momento menciona a Pamela Vertiz ni a Claudia Cisneros -quienes se tomaban fotos sociales con el dictador- ni a Guido Lombardi, uno de los entrevistadores favoritos de Palacio en ese entonces. Menos aparece Rosa María Palacios, quien asesoraba directamente a hombres de confianza de Fujimori.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close