HAMILTON CASTRO LE CAE CON TODO AL ‘CLUB DE LOS 30’

Equipo especial del caso Lava Jato intervino 42 inmuebles de Graña y Montero, ICCGSA, OAS, Andrade Gutiérrez y Obrainsa, en una operación que fue adelantada hace un mes por MANIFIESTO.

En diciembre último, MANIFIESTO informó que las detenciones de José Alejandro Graña Miró Quesada (expresidente de Graña y Montero), Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone (presidente de JJ Camet Contratistas Generales) y José Fernando Castillo Dibós (director gerente de ICCGSA) era sólo la punta del iceberg en una vasta operación fiscal que buscaba desbaratar al denominado ‘Club de los 30’, el cártel constructor de Odebrecht en el Perú.

Hoy, el Ministerio Público anunció en su cuenta de Facebook que el equipo especial del caso Lava Jato había intervenido 42 inmuebles que pertenecen a lo que denominó el ‘Club de los Constructores’ y que además había planteado las detenciones preliminares de seis personas, de las cuales se logró capturar a Carlos García Alcázar, un exasesor del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) durante la gestión de Ollanta Humala.

Pronunciamiento de Fiscalía dando cuenta de operativo contra la corrupción

En un artículo titulado “Fiscalía Anticorrupción sigue los pasos al ‘Club de los 30’, el cártel constructor de Odebrecht”, este portal reveló que en julio último Edwin Luyo y otros colaboradores eficaces habían confirmado al equipo de Hamilton Castro la existencia del ‘Club de los 30’, en el que tenían asiento las constructoras brasileñas Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvão, H&H Contratistas y OHL, y las peruanas Graña y Montero, JJ Camet, Cosapi, Obrainsa, entre otras.

Esta información encontraba asidero en una publicación que hizo en julio el diario Folha de Sao Paulo bajo el siguiente título: “Cártel en Perú tuvo empresas brasileñas, dice delator”.

MANIFIESTO anticipó existencia de grupo investigado en el Ministerio Público

En la nota se mencionaba: “El exfuncionario del Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú, Edwin Luyo, dijo en un acuerdo de delación premiada con la Fiscalía peruana que contratistas, entre ellas empresas de Brasil, organizaron un cártel para obtener contratos de obras de infraestructura peruana”.

Según fuentes fiscales a las que accedió entonces este portal, Luyo reveló al equipo anticorrupción que las 30 constructoras aglutinadas por Odebrecht se repartían a dedo las megaobras del Estado, ya sea en forma individual o consorciada, como en el caso de la Carretera Interoceánica Norte y Sur.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close