GRAÑA Y MONTERO DESPIDE PERSONAL Y REDUCE SUELDOS

Constructora vinculada al pago de sobornos de Odebrecht también cancela programas de capacitación

La constructora Graña y Montero (GyM) ha empezado a despedir a parte de su personal y a reducir los sueldos de los que quedan, a consecuencia del escándalo Odebrecht que le ha significado la cancelación de proyectos como el del Gasoducto Sur Peruano (GSP) y la caída de sus acciones en la Bolsa de Valores de Lima (BVL) y la de Nueva York (NYSE).

“Muchos han sido retirados de la compañía y los que se han quedado han tenido que aceptar que se les recorte el sueldo”, dijo a este portal un ingeniero de GyM, quien agregó que un tercer grupo está siendo captado por constructoras de la competencia.

La empresa también ha tenido que cancelar programas de capacitación para sus empleados, según pudo conocer este portal en su local de la cuadra 46 de Paseo de la República.

Se acabaron las vacas gordas en la conocida constructora ligada a El Comercio

José Alejandro Graña Miró Quesada y Hernando Alejandro Graña Acuña, expresidente del Directorio y exdirector general de GyM, respectivamente, se encuentran detenidos por el pago de sobornos en algunos proyectos como la carretera Interoceánica Sur. Gonzalo Ferraro Rey, ex presidente del área de Infraestructura, cumple arresto domiciliario.

Según las fuentes a las que accedió este portal, la reducción de personal y el recorte de sueldos es el corolario de una serie de medidas que empezaron con la venta de activos en proyectos como Chavimochic III y el Cuartel General San Martín.

Dijeron que la situación interna se vio agravada porque en octubre último el Congreso de la República aprobó el Proyecto de Ley N° 1410 que modificó el Decreto de Urgencia N°003, con lo que se podrán retener los activos de empresas corruptas, de sus socias y consorciadas.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close