VERONIKA PODRÍA USAR MOVIMIENTO FONAVISTA COMO NUEVO ‘VIENTRE DE ALQUILER’

Democracia Directa, donde era candidato Gregorio Santos, haría las veces del Frente Amplio en las elecciones regionales de este año y hasta en las generales del 2021.

La lideresa de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, podría usar al partido fonavista Democracia Directa como nuevo ‘vientre de alquiler’, de cara a las elecciones regionales de este año e incluso a las generales del 2021, tal como hizo con el Frente Amplio de Marco Arana en los comicios pasados.

El presidente del movimiento fonavista, Andrés Alcántara Paredes, declaró el 23 de octubre último a la Red de Comunicación Regional (RCR) que ya había un acercamiento con Mendoza Frisch, Gregorio Santos (Movimiento de Afirmación Social-MAS) y Vladimir Cerrón (Perú Libre), en ese sentido.

“Todos los que están en Mas Democracia u otra agrupación, pueden participar en las próximas elecciones con el símbolo de Democracia Directa”, dijo, tras recordar que su partido tiene la inscripción a nivel nacional ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Andrés Alcántara ofreció su partido a la excongresista. ¿Relegará a Santos?

Alcántara Paredes participó con Gregorio Santos y Verónika Mendoza en el conversatorio ‘Nueva Constitución por la recuperación de la Patria’, que se llevó a cabo en la tarde del sábado 13 de enero en el local del Colegio de Abogados de Cajamarca.

Unas horas antes, el dirigente de los fonavistas también integró una raleada marcha callejera con el líder del MAS, a la que, sin embargo, no asistió la lideresa de Nuevo Perú.

En diciembre del 2016, el movimiento de Verónika Mendoza inició la recolección de firmas en la región Lambayeque, con el argumento de ‘democratizar’ al Frente Amplio de Marco Arana, del que terminó escindiéndose junto a diez congresistas zurdos encabezados por Marisa Glave.

Gregorio Santos, pasaría de ser candidato a ser el “segundón” de la izquierda

En días pasados, a la luz de los recientes coqueteos políticos, se especuló con la posibilidad de que la izquierda peruana presente en las elecciones del 2021 una plancha que sería encabezada por Goyo Santos o Verónika Mendoza, lo que inevitablemente predice nuevos nubarrones en el horizonte zurdo.

Gregorio Santos afronta un proceso judicial de más de un año en el que se le acusa de los delitos de asociación ilícita y colusión por supuestos actos de corrupción en 13 licitaciones realizadas cuando era presidente regional de Cajamarca, lo que podría dejarlo fuera de carrera a fines del 2019 o principios del 2020.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close