Nacional

NUEVO DERRAME EN GASODUCTO OPERADO POR TRANSNACIONAL QUE ASESORÓ PPK

Fuga en ducto de TGP afecta recién creado distrito de Megantoni, en la selva baja del Cusco y en zona de amortiguamiento del Manu

A la 1:17 de la tarde del sábado último, pobladores del recién creado distrito de Megantoni, en la selva baja del Cusco, se percataron que la Transportadora de Gas del Perú (TGP) -la empresa que fue asesorada en el 2003 por Pedro Pablo Kuczynski- había dejado de bombear el gas de Camisea.

Nadie supo lo que ocurría en aquel apartado paraje dominado por nativos machiguenga, yine y ashaninka, hasta que llegó el alarmado testimonio de un comunero de apellido Cárdenas, quien hablaba de un derrame en la quebrada del río Quemariato, un afluente de rio Bajo Urubamba.

Recién horas después, la TGP emitió un comunicado con terminología eufemística que poco entendieron los nativos.

“Transportadora de Gas del Perú (TGP) informa que hoy a las 13:17 horas se detuvo el transporte de líquidos de gas natural, tras haberse detectado una caída de presión en la válvula XV-5000, ubicada a la altura del KP 12 de su Sistema de Transporte por Ductos, en el distrito de Megantoni, provincia de La Convención, Cusco”.

Comunicado de TGP admitiendo derrame del gasoducto

Mientras esto ocurría, las comunidades de Camisea, Kirigueti y Nuevo Mundo, recibieron un llamado de alerta de la Municipalidad de Megantoni.

El regidor de la Municipalidad Provincial de La Convención, Carlos Valer dijo que se había hecho un llamado a los nativos y colonos para que no salieran a pescar ni a bañarse en el rio Bajo Urubamba hasta que se confirmasen los daños ambientales en flora fauna ocasionados por el derrame de TGP.

Ese mismo sábado, la Central de Comunidades Matsigenka Juan Santos Atahualpa (Ceconama) publicó una carta abierta al presidente Pedro Pablo Kuczynski en la que advertía del grave peligro que encarnaba el derrame de TGP en la quebrada de Quemariato, pues estaba contaminando las aguas del río Bajo Urubamba.

“Este tipo de ‘incidentes’, denominados así por TGP, significan para nuestro pueblo y su hábitat una catástrofe medioambiental que atenta contra su seguridad alimentaria por la muerte de las especies hidrobiológicas de la quebrada y río afectados por los Líquidos del Gas Natural (…)”, menciona el documento.

Pronunciamiento de las comunidades en torno a este hecho

Este nuevo derrame, como es de verse, ha puesto sobre el tapete la seguridad del gasoducto manejado por TGP, sobre todo ahora que el Banco de Crédito del Perú (BCP) ha revelado que First Capital- la consultora de nuestro jefe de Estado- gestionó sus finanzas a través de Gerardo Sepúlveda.

MANIFIESTO pudo conocer de fuentes locales que recién hoy la empresa envió las denominadas ‘salchichas anticontaminación’, un dispositivo que evita la propagación de los líquidos contaminantes.

Según testigos consultados por el regidor Valer, funcionarios de la municipalidad de Megantoni que navegaban el Urubamba de sur a norte vieron una neblina espesa seguida de un penetrante olor a thiner u otro tipo de combustible.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close