Nacional

NATIVOS HABRÍAN RETENIDO 200 EMBARCACIONES DE TGP EN CAMISEA

Reporte de Inteligencia revela que lanchas de Repsol, CNPC y Pluspetrol fueron llevadas a comunidad machiguenga de Nuevo Mundo

Unas 200 embarcaciones de la Transportadora de Gas del Perú (TGP) y sus subsidiarias Repsol, CNPC y Pluspetrol, se encontrarían en manos de las comunidades nativas de Camisea, en el Cusco, luego de que en las últimas horas se rompiera el diálogo con representantes de la empresa por los constantes derrames de Líquido de Gas Natural (LGN) en varios puntos.

Informes recogidos en la zona por este portal refieren que el problema estaría centrado en la comunidad nativa de Segakiato, en la frontera con Pucallpa, donde la operadora de gas contrató a los nativos para que administren una flota de ‘chatas’ (embarcación fluvial de poco calado pero capaz de admitir mucha carga).

Embarcaciones como esta son retenidas por las comunidades aledañas a Camisea

Esas embarcaciones de Segakiato avituallaban normalmente a los campamentos de TGP en la zona del Bajo Urubamba, utilizando las aguas del rio Camisea que es un tributartio del Urubamba en la localidad de Sepahua.

MANIFIESTO tuvo acceso a un reporte de Inteligencia- fechado el 14 de febrero último- que revela que el bloqueo fluvial ‘preventivo’ a las embarcaciones que abastecen al proyecto gasífero venía de varias semanas atrás, luego de que se detectara el derrame en la quebrada Kimariato, en el distrito de Megantoni.

El documento confidencial señala: “Las poblaciones y organizaciones indígenas determinaron establecer una medida de fuerza preventiva, con limitación y bloqueo fluvial a las embarcaciones al servicio de las empresas operadoras de este proyecto gasífero, dándose hechos de retención de embarcaciones al servicio de las empresas REPSOL, CNPC y PLUSPETROL”.

Extracto de reporte de inteligencia sobre lo que viene ocurriendo en el yacimiento gasífero

Según la nota informativa, las embarcaciones- cuyo número no fue especificado- permanecían retenidas hasta ese momento en la comunidad nativa machigenga de Nuevo Mundo.

El mismo documento deja constancia que la medida de fuerza tuvo su origen en el derrame de Líquido de Gas Natural (LGN) registrado el 3 de febrero en la quebrada de Kimiariato, a consecuencia de una “ruptura de tubería”.

El documento menciona que el impacto fue el siguiente: “Poblaciones cercanas, con una cobertura del ambiente tipo neblina, limitando la capacidad respiratoria de los habitantes, limitación de acceso a su principal fuente de alimento como es la pesca, por presencia de hidrocarburos en las aguas del rio afluente y el principal rio Urubamba”.

Detalle sobre las reuniones y medidas de fuerza adoptadas por dirigentes nativos

Ismael Hernández, presidente de la Central de Comunidades Nativas Machiguengas Juan Santos Atahuallpa (Ceconama), advirtió en las últimas horas que la toma de embarcaciones se radicalizaría y que se tomarían aeródromos.

“Continuamos la medida de fuerza de paralización total de las embarcaciones de las empresas y estamos viendo también para paralizar aeródromos”, dijo luego de una asamblea.

Isaías Abras, representante de la comunidad nativa de Kirigueti dijo: “Nos están matando lentamente. Están contaminando nuestro río, nuestra laguna, nuestro bosque. Hay desaparición de peces, hay desaparición de animales. Prácticamente su sinónimo del megaproyecto del gas de Camisea es la desaparición de nosotros como cultura machiguenga”.

Dirigente Isaías Abras denuncia grave perjuicio ecológico y temor de comuneros

John Luna, regidor de la Municipalidad de Megantoni adelantó: “Nosotros como autoridades respaldamos la decisión del pueblo, el pueblo es el que decide”. MANIFIESTO conversó en la mañana con Guillermo Pozo, encargado de Prensa, quien dijo que estaban a la espera de Ismael Hernández, el presidente de Ceconama, para evaluar las acciones.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close