OENEGEROS DE OXFAM AMENAZARON FÍSICAMENTE A TESTIGOS DE ORGÍAS

Informe oculta nombres de activistas que chantajeaban a cambio de impunidad, usaban computadoras para descargar pornografía y terminaron “recolocados” en otros países

Ante la presión internacional, Oxfam publicó por primera vez el informe confidencial por los señalamientos de la mala conducta sexual de sus trabajadores en Haití, durante las labores de ayuda por el terremoto que mató a más de 300 mil personas hace 7 años.

El entonces director de operaciones de la organización en ese país, Roland Van Hauwermeiren, “admitió haber contratado prostitutas” en la residencia alquilada con fondos que tenían fines humanitarios. Esto sucedió en la investigación interna, porque ante la prensa el belga negó pagos por sexo.

Partes del reporte interno aparecen tachadas para proteger las identidades de los involucrados, incluidos los nombres de los señalados por intimidar a testigos.

 “Este incidente llevó a más cargos de acoso e intimidación”

“Esto resultó en que 3 de los sospechosos (…) amenazaron físicamente e intimidaron a uno de los testigos que aparecen en este informe. Este incidente llevó a más cargos de acoso e intimidación contra estos tres miembros del equipo”, se lee en el documento.

Como se informó hace una semana, la prostitución es ilegal en Haití, pero los dirigentes principales de Oxfam decidieron ocultar los delitos de sus empleados y solo separaron a siete. Oxfam tiene alrededor de 10,000 trabajadores en más de 90 países, donde se teme que haya habido casos similares pero estén silenciados en forma cómplice.

Dos más fueron despedidos por acoso e intimidación —uno también había descargado pornografía en las computadoras de la organización— y otro fue apartado de su cargo por no proteger al personal.

Parte de ayuda para damnificados de Haití se gastó en prostitutas

El informe original y sin editar fue presentado al gobierno de Haití, así como una disculpa por los “errores” cometidos.

“Se necesitan mejores mecanismos para informar a otras regiones/afiliadas/agencias sobre problemas de comportamiento con los trabajadores cuando se trasladen para evitar “reciclar” personal problemático o con mal desempeño”, recomienda el documento.

Sin embargo, varios de los implicados en el escándalo en Haití acabaron trabajando para otras agencias, o cambiaron de puesto dentro de Oxfam.  El propio Van Hauwermeiren acabó en otro puesto: jefe de la misión de Acción contra el Hambre en Bangladesh.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close