Noticias

MINISTRO DE SALUD PONE A CIRUJANO COMO SUBJEFE DE COMUNICACIONES

Respaldado por congresista Del Castillo, Salinas pone a un médico para manejar su "imagen". Habría cometido delito de nombramiento ilegal

“Nombran un cirujano plástico a codirigir la Dirección Nacional de Comunicaciones…eso no tiene sentido. Ojala la rectificación se dé pronto”, reclamó a viva voz el periodista Rubén Trujillo, respecto a la última acción del ministro de Salud, Abel Salinas, al colocar a un colega suyo en un cargo para el cual no tiene preparación profesional.

Esto ha sucedido con Walter Boris Navarro Murgueytio, quien desde el 1 de marzo ocupa el cargo de Ejecutivo Adjunto I, (CAP – P Nº 719), Nivel F-4, de la Oficina General de Comunicaciones del Minsa. En cristiano, es el subjefe de Prensa.

Especialista en mejorar imagen, pero con bisturí

Navarro es un conocido galeno, quien incluso está inscrito en el Colegio Médico del Perú como especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, y además figura en el registro de Sunedu como maestro en Gobernabilidad.

Para esta designación, Salinas ha contado con el apoyo de la Oficina General de Gestión de Recursos Humanos, de la Oficina General de Asesoría Jurídica y de la Secretaria General. Por supuesto, todos los jefes de estas dependencias dependen laboralmente del exaprista.

Flamante subjefe de Comunicaciones en pleno trabajo especializado

A esto se añade que el decano del Colegio de Periodistas de Lima, Ricardo Burgos Rojas, ha enviado una carta al ministro advirtiéndole que ha infringido la Ley 24898, según la cual todo responsable de Comunicaciones en el Estado debe ser colegiado. Esto se extiende para las personas que trabajan directamente con él en esta área.

“Conlleva una infracción a la ley que nos habilita a emprender la denuncia respectiva por la comisión de delito de Nombramiento o aceptación ilegal estipulado en el artículo 381 del Código Penal vigente”, señala la misiva.

Poner a falso comunicador en alto cargo le costaría una denuncia penal a ministro de Salud

¿El ministro Salinas se arriesgará a ser acusado y juzgado como un delincuente?

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close