Noticias

CASO MADRE MÍA: DOS SOLDADOS Y NOTARIO HUNDEN MÁS A OLLANTA HUMALA

Comisión de Fiscalización del Congreso los interrogó vía Skype en Tingo María y Pucallpa

Tingo María, especial para MANIFIESTO.- La Comisión de Fiscalización del Congreso de la República interrogó vía Skype en Pucallpa a dos soldados que trabajaron en la base contrasubversiva de Madre Mía bajo las órdenes de Ollanta Humala, quienes habrían corroborado las matanzas del ‘Capitan Carlos’ en 1992.

Un equipo de la comisión congresal también ubicó en la localidad de Tingo María, Leoncio Prado (Huánuco) al notario Mario Arias Jaramillo, el personaje al que acudió Amilcar Gómez Amasifuén para que el testigo Jorge Ávila cambiara su testimonio sobre el asesinato de Natividad Ávila Rivera Rivera y Benigno Sulca Castro, su hermana y su cuñado.

Fuentes cercanas a los soldados- cuyas identidades mantendremos en reserva- dijeron en teleconferencia a la comisión presidida por Héctor Becerril que, efectivamente, se habrían cometido asesinatos durante la época en que el ‘Capitán Carlos’ comandaba esa alejada instalación castrense, en los primeros años de los 90.

Ollanta Humala junto a su hermano Antauro y a Amílcar Gómez Amasifuén

En la notaría, este portal pudo conocer que Mario Anibal Arias Jaramillo confirmó que durante el juicio oral por las matanzas de Madre Mía acudió a su despacho el suboficial EP Amilcar Gómez Amasifuén, quien solicitó sus servicios para que Jorge Avila firmara un documento en el que cambiaba su versión.

El testigo reconoció anteriormente que Amilcar Gómez- conocido como ‘Chicho’- canalizó el pago de US$ 4,500 para que negara la desaparición forzada y el asesinato de sus parientes Natividad Ávila y Benigno Sulca. Con ese dinero habría comprado en efectivo, a nombre de su esposa, dos mototaxis.

“El notario dijo que en esa reunión el que tenía la voz cantante era Amilcar Gómez e incluso pagó el trámite”, señaló una fuente cercana a la investigación que compromete al expresidente Humala, actualmente recluido en el penal de la Diroes.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close