Opinión

MERCEDES ARÁOZ: UN VENENO POR AISLAR

Por Franco Gonzales Mejia
http://verdadessinescala.blogspot.pe/

Martín Vizcarra ha dado el inicio a un nuevo tiempo para la política nacional, dando un discurso que llama a la unidad y a la lucha contra la corrupción. Pero existe alguien en Palacio de Gobierno que encarna la antítesis de todo aquello que él pretende lograr. Una mujer que históricamente se ha caracterizado por tener una avidez por la mentira, la perfidia y un hambre enfermizo por el poder.

La señora Mercedes Araoz se ha negado a renunciar a la vicepresidencia, argumentando que ella sólo iba a renunciar en el caso que PPK fuera vacado, hecho que no llegó a ocurrir. Araoz pretende ahora aferrarse al Poder Ejecutivo, sabiendo que ni el Congreso ni Vizcarra la pueden expulsar, sino que solo su renuncia podría separarla del Ejecutivo.

Al ya no controlar el Consejo de Ministros y estar a días de ser desaforada del Congreso, la vicepresidencia del Perú es para ella un campo de oportunidades para seguir teniendo influencias en el aparato estatal, lo cual es sumamente preocupante.

Articulista sugiere al presidente no encomendar puestos de confianza a la vicepresidenta

El discurso del presidente Vizcarra será un saludo a la bandera si no comienza por dar el ejemplo en las cuestiones más concretas. Si él mantiene a su lado a una persona que le ha mentido a los peruanos a través de toda su vida política, sin ningún asco ni reparo, lo único que está logrando es premiar la corrupción.

La señora Aráoz se prestó para ser escudera de un régimen pútrido y agónico que trataba de aferrarse al poder por el poder, sin ningún tipo de verdadero compromiso o amor por la patria. Mintió sobre el indulto, mintió sobre la relación de PPK y Odebrecht y mintió hasta el final sobre la compra de votos, cuando aún no salía el audio Giuffra-Mamani.

El cinismo con el cual se dirige hasta ahora a los peruanos es un claro indicador de la degeneración moral y psicológica que ha sufrido, haciendola incapaz de discernir entre lo correcto y lo incorrecto, lo cual hace de ella una funcionaria pública de extremo peligro, ya que no está pensando en el bien común de los peruanos, sino en sus propios intereses.

El historial macabro de Aráoz no comenzó en el gobierno de PPK, sino que le anteceden sus acciones como ministra de Alan García, quien con mucho cariño la consideraba su “ministra estrella”. Y obviamente, después de todo lo que hemos visto, es evidente que la favorita de Alan tenía que ser alguien de su similar y rebajada condición moral. Y eso está evidenciado en el vergonzoso rol que jugó en la tragedia de Bagua en el 2009, cuando era Ministra de Comercio Exterior.

Su participación fue tristemente decisiva en el conflicto social de terminó con el “Baguazo”

En pleno conflicto entre las comunidades indígenas y el Estado, Araoz declaró que era inviable la derogación de los decretos legislativos que violaban la soberanía del territorio de los Awajun y los Wampi, ya que se caía el TLC con Estados Unidos. Sus declaraciones no hicieron más que agravar y agudizar la crisis socio política.

Su labor era explicarle al Consejo de Ministros los alcances lesivos de estos decretos y la inconstitucionalidad de ellos por transgredir el Convenio 169 de la OIT. Al final los decretos fueron derogados por el Congreso y ningún TLC se perdió. Lo que sí perdimos fueron la vida de 23 peruanos, 13 policías y 10 nativos. Al parecer la mentira y el desinterés por la vida de los peruanos eran algo ya cotidiano en Araoz desde aquellas épocas.

Yo le aconsejaría al presidente Vizcarra que sea directo y le haga entender que ella debe dar un paso al costado, dado que va a estar sobrando en el nuevo esquema de gobierno. Sin embargo, lo más probable, considerando la naturaleza de Araoz, es que ella quiera negociar algo. Y podría sonar tentador mandarla de embajadora de Perú a un país con cero relevancia diplomática y muy alejado del territorio nacional. No obstante, hasta para realizar dicha labor se necesita un grado de decencia y capacidad moral para representar al país, virtudes que Mercedes Araoz ya no posee, si es que alguna lo hizo.

Presidente Vizcarra, ese clan de políticos nefastos que quería verlo allá muy lejos en Canada, esta compuesto por los mismos hipócritas que ahora quizá le están sonriendo. Desde Aráoz, hasta Zavala, pasando por personajes como Gilbert Violeta y Sheput. Le aconsejo que se cuide de todos ellos. Porque son defensores y promotores de un sistema amoral y antipatriota, el mismo que Kuczynski quería perpetrar en el Perú hasta el 2021, aliandose con Kenji Fujimori y comprando votos en el Congreso.

“…cuídese de Gilbert Violeta y Sheput…”

Es de su entera responsabilidad como primer mandatario de la nación el ser cauteloso con respecto a quienes les quita y a quienes les brinda poder para hacer determinadas gestiones. En ese sentido resulta contraproducente y altamente contradictorio que usted siga al lado de una mujer que sólo va a buscar hacerle daño. Si ella mantiene su posición de quedarse, ejerza el poder que le ha conferido el pueblo peruano y sea hábil y astuto para mantener a Aráoz contra las cuerdas. No la haga responsable de nada. No confíe en ella para nada. No le delegue ningún poder o responsabilidad fuera o adentro de Palacio de Gobierno.

Aíslela, arrincónela, sepárela y hágala invisible, hasta que pueda sacarla por completo, como el veneno que se saca de una herida que al fin podrá curar. Más que eso el Perú no le pide. El resto del trabajo lo hará la historia, que se encargará de colocar a los mentirosos, corruptos y traidores de la patria en el hoyo profundo del fracaso y del perpetuo recuerdo de estos como la escoria de la sociedad.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close