Opinión

LA DOBLE MORAL QUE ATENTA CONTRA LAS MUJERES

En su columna, Luis Miguel Llanos cuenta cómo algunos personajes mediáticos se aprovechan del drama de muchas peruanas

Luis Miguel Llanos, empresario @VandameLuis

Hace unas semanas, me enfrenté físicamente a un sujeto que acosaba a una mujer. Los mismos personajes mediáticos que gritan “Ni una menos” no solo callaron, sino que algunos me criticaron y calificaron de energúmeno. Este doble rasero es el principal obstáculo para acabar con los crímenes contra nuestras damas.

A Sara Melchor (24 años), su asesino la venía hostigando, pero no se le aplicó la ley y finalmente en su cadáver dejaron la nota “Si no eres mía, no eres de nadie”. A Ana Quispe Cardenas (34 años) la estrangularon por celos. Dani Ticona Batallanos (34 años) era golpeada por su esposo, y decidió abandonarlo, tras lo cual el maldito la mató de un balazo.

Roxana Huamán Quispicusi (30 años) fue asesinada delante de su hija, Idania Magaly Granados (31 años) fue atacada con un cuchillo frente a su hijo de 10 años, y a Luzmila López Herrera (36 años) su expareja no solo la mató, sino también a su bebita de 5 años.

Dani Ticona y Luzmila López, víctimas de crímenes pasionales

Los pegamujeres tiene algo en común: todos son cobardes. Para perpretar sus crímenes se fijan en que su víctima esté alejada de su familia, como pasó con Eyvi Agreda. Sus padres estaban en el interior del país, y el desgraciado de Carlos Hualpa la acosaba hasta que la mató prendiéndole fuego.

Por eso es que los hombres no podemos dejar que nuestras hermanas, madres, hijas o amigas sufran cuando un cobarde las molesta, las persigue y las hostiga. Esas cosas se deben parar a la primera, porque el acosador empieza de a pocos, y cuando ve que nadie lo detiene, sigue hasta que se convierte en asesino.

Hace dos semanas, una terramoza fue violada por el piloto y el copiloto del ómnibus donde viajaba. Cuando la policía tenía detenidos a los delincuentes, con un examen del médico legista que confirmaba lesiones propias de una violación, a la fiscal Karina Toledo se le ocurrió no seguir el proceso porque debía verse en Nazca.

Ahora esos enfermos han sido recapturados, pero la fiscal solo ha sido removida de su puesto por Pablo Sánchez. ¿Qué habrán hecho esos malditos en sus días libres? ¿Habrán atacado a otra mujer o, peor aún, a una niña?

Reportaje demostraba culpa de Korfiatis, pero Beto Ortiz acusó a Llanos

Hace años, un tonto que ahora funge de periodista molestaba a una amiga en una fiesta. Le llamaban la atención, pero estaba tan borracho que no se controlaba. Le di un par de golpes y se fue llorando. Su cobardía siguió con los años, y no tuvo mejor idea que difamarme presentándome como si fuera un misógino como él.

En el 2011 tuve que disparar a dos delincuentes que atacaban a una dama, hija de un diplomático, en Miraflores. Eran parte de una peligrosa banda y estaban armados. Ambos murieron.

¿Cuál fue mi premio? Meses de un proceso judicial con fiscales más preocupados en meterme preso que en investigar a estos sujetos, varios con antecedentes. Incluso el fiscal de la Nación de entonces defendió la tesis de que debían encerrarme por “asesinar” a criminales en pleno delito.

Para defender a nuestras mujeres, lo primero que debemos hacer es no dejarlas solas, que siempre sepan que tienen a su familia y a sus amigos apoyándolas. Que cualquier cobarde que se les acerque sepa que si la tocan con el pétalo de una rosa habrá gente que las defienda.

Daniel Pérez y Marcelino Palacios tendrán que responder, a pesar de fiscal Toledo

Esto pasó con Alexis Korfiatis. Se atrevió a hostigar constantemente a una dama que conozco, y cuando le dije que no moleste, insistió en ofenderla. Fui a alejarlo de ella, y recibió unos cuantos golpes. Lo primero que hizo fue quejarse en todos lados, pero cuando le pidieron ir al médico legista, no lo hizo. ¿Tenía miedo de que encontraran sustancias raras en su organismo?

Una joven periodista ya había denunciado a este sujeto por maltrato físico y psicológico, y salió en “Beto a saber” contándolo. También salió la dama acosada por Korfiatis, diciendo que este la molestaba y que estaba con actitud violenta.

¿Qué hizo el conductor de este programa? A pesar de los hechos y de los testimonios contra ese sujeto, me tildó de energúmeno y hasta insinuó que yo tenía que ver con drogas. Ahora este conductor ha iniciado una supuesta campaña a favor de las mujeres.

Yo le digo que puede ser buen periodista y entrevistador, pero en este caso tiene doble moral. Por defender una mujer, recibí sus palabras tendenciosas. A pesar de eso, seguiré predicando el respeto y la defensa de las mujeres, pero con consecuencia, y no con hipocresías.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close