Reportajes

PJ ORDENA QUE EMPRESA FALSIFICADORA CONTRATE CON EL ESTADO

Esvicsac presentó documentos falsos para ocultar que vigilante era sujeto expulsado de la Policía Nacional. Jueces admiten delito, pero dicen que OSCE respete derecho al trabajo

Desde hace casi 6 meses, la Empresa de Seguridad, Vigilancia y Control SAC (Esvicsac) ha venido postulando a contratos millonarios del Estado, a pesar de que el Poder Judicial determinó que había presentado documentos falsos para acreditar a su personal como intachable, cuando había sido sancionado por falta de profesionalismo.

Esta firma, cuyo acccionariado pertenece en un 94.9 por ciento a EsSalud, presentó en el año 2005 a su supervisor del servicio como un capitán de la PNP que había pasado al retiro por su propia solicitud. Esto era para ganar el Concurso Público N° CP-002-2005-OLE/PETROPERU, respecto a dar seguridad a las Operaciones del Oleoducto Piura/Terminal Bayóvar.

Jueza Yesenia Figueroa permite que se cobren millones, pese a irregularidades confirmadas

De este modo, Esvicsac ganó millones de soles hasta que el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado detectó que el expolicía Carlos Víctor Ríos Lamas en realidad había sido expulsado por falta grave. Eso fue en el 2006, y se procedió a inhabilitar a la empresa durante un año.

Meses después, Esvicsac presenta una resolución judicial del 35° Juzgado Especializado en lo Penal de Lima, que los declaraba inocentes de cualquier irregularidad. El documento legal tenía como fecha el 10 de marzo del 2008, por lo cual OSCE tuvo que dar marcha atrás.

Sin embargo, en el 2013 un funcionario del supervisor pidió una copia de la resolución al Poder Judicial, y este respondió que no existía una sobre ese caso con esa numeración. En una nueva consulta, se informó que nunca se había emitido sentencia alguna a favor de la empresa.

Supervisor para seguridad en PetroPerú había sido expulsado de la PNP

Es entonces que OSCE acude al Ministerio Público, el cual acusa a los representantes legales por falsedad genérica. Sin embargo, no contaban con una leguleyada.

Esvicsac acudió a diferentes instancias, hasta que logró una serie de medidas cautelares a su favor. La última (y vigente) es la Resolución N°10 emitida por el Décimo Juzgado Contencioso Administrativo del 3 de abril del 2017. La Sala Superior había ordenado que se permita a la firma seguir contratando con el Estado mientras no haya sentencia firme sobre el tema.

El poder que dirige Duberlí Rodríguez se ha tomado casi 5 años en resolver este tema, mientras la empresa falsificadora de documentos sigue cobrando de nuestros impuestos, y ya ha superado los 400 millones de soles en facturación.

 

Central telefónica de empresarios no nos comunicó con ellos

MANIFIESTO intentó conocer la versión de Esvicsac, y llamó a los números telefónicos que aparecen en su página web, pero uno estaba desconectado, y en el otro nunca respondió la operadora.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close