Noticias

SACARON A HIJO DE TERRORISTA QUE COORDINABA “CHUPONEO” EN FISCALÍA

Antes de dejar Fiscalía de la Nación, Pablo Sánchez retiró a Isauro Fuentes -cuyo progenitor perteneció al MRTA- de su trabajo con la Dirandro, en el cual se había excedido siete meses

“Efectivamente, lo he cambiado a pedido del coordinador de las fiscalías contra el crimen organizado, Jorge Chávez Cotrina”, confirmó Pablo Sánchez a La República. De este modo, un funcionario con vínculos familiares con el terrorismo no seguirá manejando información clave para nuestro país.

Isauro Fuentes es hijo del exintegrante del MRTA Isauro Fuentes Guzmán, y hermano de Cristian Mao Fuentes Rivera, detenido por terrorismo en 1999. A pesar de esto, Sánchez lo colocó en el 2017 como adscrito a la Oficina de Apoyo Técnico Judicial (OFIATJUD) de la Dirandro y administrador de los audios que el equipo “Constelación” recopilaba, fruto de interceptaciones autorizadas por el juez.

La República informó de la salida de Fuentes, aunque señalando que “se habría producido a pedido del nuevo fiscal de la Nación, Gonzalo Chávarry”.

Chávez Cotrina: “En diciembre le pedí al fiscal de la Nación que lo rote, pero no lo hizo”

Sin embargo, el diario de Gustavo “Chicho” Mohme se contradijo en el párrafo siguiente: “El interés de Chávarry no fue confirmado. La salida de Fuentes, sí. La resolución que retira a Fuentes la firmó el saliente fiscal de la Nación“.

“Es un cargo que debe rotar anualmente. Fuentes ya tenía más de un año. En diciembre le pedí al fiscal de la Nación que lo rote, pero no lo hizo. Es un fiscal adjunto que no puede estar en un solo sitio”, indicó Chávez al referido diario, a la vez que descartó cualquier presión externa a su despacho.

Fuentes había sido objeto de una denuncia anónima de miembros de la Policía Nacional, respecto a que demoraba las coordinaciones cuando había casos urgentes de delincuentes. Los uniformados sospechaban que la ideología criminal que se ventilaba en el seno familiar del fiscal motivaba estas extrañas acciones.

Audio grabado, sin autorización expresa, a funcionarios con antejuicio 

Sin embargo, no tuvo reparos en el “chuponeo” cuando involucraba a consejeros de la Magistratura, vocales supremos, e incluso congresistas de La República. En estos últimos casos, se necesitaba autorización de un magistrado supremo, la cual nunca había solicitado.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close