Reportajes

EL ‘CUENTAZO’ DE LA SALUD DE PPK ¿FUGA A LA VISTA?

Poder Judicial le dijo no a permiso de salida para tratar en EE.UU. taquicardia ventricular que hasta poco negó. Fantasma de evasión de 1968 en maletera de auto se corporiza

El 28 de julio del 2017, inmediatamente después de su mensaje a la Nación por Fiestas Patrias, el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski negó a voz en cuello un cantado resquebrajamiento de su estado físico. “¿Mi salud? ¡Esos son cuentazos!”, manifestó a la prensa a su salida del Congreso.

Un año después, Kuczynski Godard utilizó ese argumento negado para intentar viajar a los Estados Unidos a atender una dolencia cardiovascular derivada de una cirugía de válvula aórtica realizada el 9 de enero del 2013, lo que le hubiese permitido sortear el impedimento de salida del país de 18 meses dictado en su contra por sus vínculos con Odebrecht.

Antes se hacía el invulnerable. Hoy el enfermito, todo con tal de irse

El juez Juan Carlos Sánchez Balbuena -quien reemplaza a Manuel Chuyo- le dijo en la noche del lunes al abogado César Nakasaki que PPK, su defendido, deberá aclarar en el Perú el pago de casi US$ 4 millones a Westfield Capital y First Capital entre los años 2004 y 2007, cuando se desempeñaba como ministro de Economía y premier de Alejandro Toledo.

En la decisión pesaron algunos desaciertos del renunciante jefe de Estado, como el hecho de haber asistido el 14 de julio último, sin asomo de malestar alguno, a la boda de la periodista Milagros Leyva, como dejó constancia el fiscal José Domingo Pérez, quien debió asumir el caso ante la permisividad del fiscal Marcial Paucar, quien extrañamente no se opuso al viaje de PPK.

Pedro Pablo Kuczynski -quien este 3 de octubre cumplirá 80 años- había solicitado al Tercer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria permiso para abandonar el país entre el 27 de julio y el 17 de agosto de este año, para atenderse de una taquicardia ventricular en la reputada Clínica Mayo, ubicada en la ciudad de Rochester, en el condado de Olmsted, en Minnesota.

Clínica Mayo de Minessota, a dos horas y medio del rancho de la familia Kuczynski en Wisconsin

Rochester está ubicado a unos 250 kilómetros al sureste de Wisconsin- a unas dos horas y media de recorrido en auto- donde Kuczynski tiene un rancho de 5 hectáreas con su esposa Nancy Lange, quien fue citada a la Fiscalía el 27 de marzo último dentro de la misma investigación por pagos de Odebrecht a las empresas Westield y First Capital, en una de las cuales figura como funcionaria.

El 18 de abril último, Pedro Pablo Kuczynski anunció a través de las redes sociales que su esposa no había asistido a la citación fiscal porque tuvo un accidente en su casa que la dejó con yeso en el pie izquierdo.

Estas consideraciones hicieron que en la audiencia del lunes el fiscal José Domingo Pérez preguntara al tribunal del juez Sánchez Balbuena: “¿(Kuczynski) Se encuentra en el país o ya se fue del mismo?” y deslizó la posibilidad de que el exjefe de Estado- acorralado como parece estar por la justicia- buscase reeditar la situación del prófugo Alejandro Toledo.

Es más, al representante del Ministerio Público le sonó extraño que dentro del itinerario del pretendido viaje de PPK, se consignara una parada previa de cuatro días en la ciudad de Nueva York, ubicada a unos 1,800 kilómetros de Minnesota, la sede de la Clínica Mayo, donde tenía prevista su cita médica.

La Clínica Mayo- considerada una de las mejores del mundo por sus diagnósticos de trastornos raros y complejos- podría estar vinculada a personajes del The Rohatyn Group, un poderoso grupo financiero que tiene reclutados de antiguo a Pedro Pablo Kuczynski y a la banquera Susana de la Puente Wiese.

PPK integraba el BCR en los años 60, tiempo en el que huyó del país escondido en maletera de auto

La posibilidad de que PPK fugue del país se hace tangible si tenemos en cuenta que ya lo hizo en 1968, durante el régimen militar del general Juan Velasco Alvarado, cuando tuvo que salir en la maletera de un auto por la frontera con ecuador, luego de autorizar que el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP)- donde era uno de los directores- le pagase a la International Petroleum Company (IPC) US$ 17 millones, unos US$ 105 millones actuales.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close