Noticias

“NOTABLE” WAGNER SABÍA DE DENUNCIAS SOBRE ONPE, PERO NO ACTUÓ

Como directivo de ONG Transparencia -junto a exministros humalistas Roncagliolo y Trivelli- se le notificó de problemas con Castillo en febrero del 2017. Silencio permitió designación de Cox

La ONG Transparencia no solo gestionó la designación de Heber Roa -quien lo admitió cuando asumió el cargo- como jefe interino de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, sino que desde febrero del 2017 sabía de las irregularidades en el proceso que había puesto en ese cargo al hoy suspendido Adolfo Castillo.

En esa fecha, Carlos Loyola, uno de los candidatos que había sido postergado por el Consejo de la Magistratura acudió a Allan Wagner, entonces presidente de la ONG, y presentó una carta -publicada en la cuenta Twitter @VigiaSocialPE- con documentos que respaldaban su queja.

Según se informó, no se hizo nada, y más bien se optó por silenciar el caso de plagio -del cual informara MANIFIESTO en esa época.

Documento que confirma conocimiento de irregularidades

Al  estallar la crisis en el CNM por los audios difundidos por la ONG IDL -aliada de Transparencia-, apareció Wagner como presidente de la “comisión de notables” que propondría reformas para el organismo al cual antes había evitado cuestionar.

Cabe indicar que al diplomático lo acompañaban en la directiva personajes como Carolina Trivelli y Rafael Roncagliolo, quienes habían sido ministros de Inclusión Social y de Relaciones Exteriores, respectivamente, del gobierno de Ollanta Humala.

Esto permitió que Castillo siga al frente de la ONPE hasta que se reveló el favoritismo al partido Podemos Perú. Entonces Castillo dejó como sucesor suyo a Heber Roa. Este último -a su vez- designó para este cargo a Manuel Cox Ganoza, quien dirigirá la distribución de actas y el conteo de votos en las elecciones de octubre.

Wagner en directiva junto a humalistas Roncagliolo y Trivelli

Cox fue gerente de Sedapal en el gobierno de Alejandro Toledo, y enfrentó un proceso por favorecimiento a Odebrecht en una obra del Callao, que tuvo que ser reformulada. Por coincidencia, Toledo es investigado por recibir un soborno de Odebrecht, y Humala -exjefe de directivos de la ONG Transparencia- está siendo investigado por lavado de activos y el caso Lava Jato.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close