GRAÑA & MONTERO SIGUE VENDIENDO ACCIONES PESE A QUE NO RINDE CUENTAS POR ODEBRECHT

Prensa chilena reporta que compañía constructora ha vendido un paquete accionatario en país sureño. Directivos siguen haciendo caja mientras pasa impune la sociedad de empresa con brasileños

La familia chilena Solari Donaggio, dueño del conglomerado empresarial Megeve, se convirtió en unos de los mayores accionistas de la constructora peruana Graña y Montero, adquiriendo un paquete de aproximadamernte 35 millones de acciones en una operación bursátil que tuvo lugar en mayo pasado.

Según un informe del diario chileno La Tercera, la operación se realizó a través de la firma Fratelli Investments Ltd, con lo que Megebe consiguió un 5.272 por ciento de la propiedad de la constructora peruana, que cuenta con tres líneas de negocio: Ingeniería y Construcción, Infraestructura e Inmobiliaria.

Conglomerado chileno dueño de mineras y tiendas comerciales compró acciones a remate

La operación data del 31 de mayo, y la venta de acciones supuso ingresos para Graña y Montero de aproximadamente US$ 21.4 millones, un precio bajo a raíz de la caída en el valor de la empresa en el mercado bursátil, pues sus descubiertas vinculaciones con el caso “Lava Jato” y sus sociedad con los corruptos directivos de la constructora brasileña Odebrecht.

Por otro lado, el portal Gato Encerrado informó que la firma Viva GyM, subsidiaria de Graña y Montero, acordó el pasado marzo vender el 50.4 por ciento de Inmobiliaria Almonte SAC a Promoción Inmobiliaria Sur-Prinsur, subsidiaria de Inversiones Centenario.

Almonte es propietaria de un terreno en Lurín, contiguo a Prinsur, que desarrolla el proyecto de ciudad industrial Macrópolis. Prinsur estaba dispuesto a pagar US$ 100 millones pero el monto disminuyó a US$ 92.5 millones.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close