PUCP PIDE QUE VÍCTIMAS SEXUALES DE CATEDRÁTICOS DEN LA CARA

Rector Marcial Rubio indica que denuncias anónimas no sirven para abrir investigaciones, pero que se están siguiendo los procedimientos para sancionar a sujetos que habrían cometido delitos

Marcial Rubio, rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú, emitió un comunicado donde señala que se están siguiendo los trámites respectivos frente a las denuncias de violación y acoso sexual contra los docentes Carlos Alza, Omar Mejorada y Jaris Mujica. Sin embargo, recomendó a quienes acusan desde el anonimato, a identificarse.

“El procedimiento de sanción por hostigamiento sexual debe comenzar con la presentación de una denuncia de quien fue la persona agraviada. Este es un requisito indispensable según el debido proceso constitucionalmente establecido y un derecho humano para el denunciado como agresor. La PUCP, entonces, no puede actuar de oficio sin una denuncia de parte identificada”, se indica.

A esto se añade que la PUCP tiene una política en ejecución contra el acoso sexual y la lleva a cabo en solidaridad con las víctimas de estos agravios, la cual se realiza vía una Comisión Especial para la Intervención Frente al Hostigamiento Sexual, y que en caso de apelación, decide definitivamente el Consejo Universitario -conformado por autoridades, profesores y estudiantes.

Casa de estudios asegura que se seguirá debido proceso

Respecto al caso de Alza, profesor ordinario del Departamento de Ciencias Sociales, el rector recibió un informe del defensor universitario, el cual indicaba faltas de naturaleza directiva, laboral y económica, así como faltas de acoso sexual.

El imputado presentó sus descargos el 30 de julio, pero al día siguiente renunció a su condición de profesor, de acuerdo con su derecho constitucional de libertad de trabajo. Además, tres personas más han pedido presentar denuncias formalmente.

Sobre Mejorada, las presuntas víctimas “han decidido que sus testimonios sean anónimos, por lo que no pueden ser calificados como denuncias, pues es jurídicamente indispensable que estas no sean anónimas”. Por ellos, no se ha iniciado un procedimiento de sanción.

Alza dio sus descargos y renunció

El tercer caso, el de Mujica -expulsado de la ONG Promsex hace unos meses-, solo existe un correo sin identificación del remitente, en donde se refería una violación hecha por el aludido profesor.

“No fue una denuncia formal, pues se desconoce quién la hacía. El profesor a quien nos referimos no tiene abierta ninguna investigación por acoso sexual o violación hasta este momento en la PUCP. Existen dos testimonios de acoso contra él, pero con exigencia de anonimato”, precisó.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close