Noticias

COLABORADOR SE EQUIVOCÓ DE AÑO EN ACUSACIÓN A ACUÑA Y A ROMERO

Fiscal Sandra Romero se basó en imputaciones de que, a fines del 2016, líder de APP hacía gestiones para evitar que juez ingrese a Corte Suprema. Sin embargo, elección había sido en el 2015

Una falsa pista estaría siguiendo la fiscal provincial del Callao que investiga el caso “Cuellos Blancos”, Sandra Castro. El colaborador eficaz FPCC 1308-2018 denunció una supuesta gestión en el Consejo Nacional de la Magistratura en un año diferente al cual esta podía efectuarse.

“El colaborador señala que, en diciembre del 2016, Mario Mendoza se reunió con Seberino Bazán y una persona apellidada Cerna, con el objetivo de que no se nombre a Ángel Romero como juez supremo, porque César Acuña se oponía a ello. Posteriormente, según el colaborador, Mendoza le explicó a Romero que el consejo que se oponía a su nombramiento era Vladimir Paz de la Barra, persona controlada por Acuña”, se lee en la página 13 del informe 01-05-2018-MP-FN.

Colaborador eficaz FPCC 1308-2018 “equivocado” sobre fechas

Sin embargo, Paz de la Barra había dejado de ser miembro del Consejo de la Magistratura en septiembre del 2014 -más de dos años antes de lo supuestamente sucedido-, y recién entonces se acerca al líder de Alianza para el Progreso.

“Resulta contradictorio que una situación adversa a mi persona sea tomada como un acto de participación de una organización criminal. Es necesario precisar que la propia fecha resulta ser ajena a la realidad, habida cuenta que mi nombramiento se concretó en el año 2015 y además el señor Vladimir Paz de la Barra, no era consejero en esa época”, respondió Romero en un comunicado del Poder Judicial.

Paz de la Barra había renunciado al CNM en la fecha de supuesta gestión

A esto se suma otra declaración del mismo colaborador en la página 5 del documento. Allí se señala que Mendoza propone a Cerna darle “dos mil frazadas a cambio de que Ángel Romero sea nombrado como juez supremo, y de esa manera se logra el triunfo del grupo de los Cuellos Blancos”.

“Si por un lado no se me quería nombrar como juez supremo, ¿cómo es que aparece que uno de los mismos interlocutores presuntamente quiere apoyar?”, cuestiona el magistrado, quien pide corroborar en los hechos lo que diga un presunto testigo, ya que se podrían dar más errores que entorpezcan la investigación.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close