Noticias

POLICÍA SIGUE VIGILANDO A ABOGADO DE JOAQUÍN RAMÍREZ

José Castillo Alva, testigo en investigación de “Cuellos Blancos” que fue confundido con José Cavassa, explica que solo estaba brindando información a periodistas en forma pública

A pesar de que la fiscal Sandra Castro no lo incluyó como investigado en el caso de los audios, el abogado José Luis Castillo Alva sigue siendo vigilado por la Policía Nacional, ya que se sospecha de que tiene relación con varios de sus protagonistas, así como con cuestionados personajes como el fujimorista Joaquín Ramírez.

MANIFIESTO accedió a una imagen del letrado en una reunión del último miércoles a las siete de la noche en la conocida pastelería San Antonio, ubicada en Magdalena. Allí hablaba públicamente con el reconocido periodista Alonso Ramos.

“Tenemos entendido que Castillo Alva se está encontrando con diferentes periodistas en un aparente intento de limpiar su imagen por sus vínculos con políticos y magistrados”, indicó nuestra fuente, respecto a la información recabada por medio de Observación, Vigilancia y Seguimiento (OVISE).

Datos de “Pepe Lucho” correspondían a José Cavassa

Efectivos PNP señalan que la investigación fiscal no ha tomado en cuenta elementos relevantes sobre esta y otras personas que se reunían con Walter Ríos, César Hinostroza y otros funcionarios que aparecen en los audios de la vergüenza. Asimismo, que Castillo tendría vínculos con otras investigaciones.

“Me sorprende y me preocupa esto. Yo no aparezco en las escuchas, que son el principal elemento de prueba. Se ha mostrado de manera palmaria, y en eso coinciden Policía y Fiscalía, que no tengo audio comprometedor o ilegal, ni siquiera vinculado a un caso irregular”, nos indicó el fotografiado.

El abogado de Joaquín Ramírez aclaró que no está en campaña mediática para evitar ser investigado, ya que él se limita a dar información no reservada a los periodistas que se lo piden, como hizo con Ramos y con varios medios de comunicación.

Walter Ríos y José Castillo en reunión de camaradería (Foto: Ojo Público)

“Cuando se publican las informaciones, se creía que yo era el “Pepe Lucho” de los audios, cuando este era Cavassa. Yo mismo tuve que cruzar la información, y se descubrió que la dirección y el teléfono aludidos eran de él. Fiscalía admitió su error inicial, y estoy como testigo porque no tengo ninguna imputación”, precisó Castillo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close