Noticias

CORTE SUPREMA DESAMPARA A EXTRABAJADORES DE FERNANDO ZAVALA

Expremier era jefe de Backus cuando esta empresa asumió contrataciones para distribución de cerveza. Juez Arévalo rechaza prueba testimonial que sí había validado en sentencia anterior

Los representantes de 150 trabajadores de Backus & Johnston denunciaron, a través de su asesora legal Paola Carrasco, encontrarse impagos de sus beneficios laborales, no obstante haber trabajado varios años en la referida compañía. El proceso empezó a sufrir sospechosas demoras cuando Fernando Zavala era principal ejecutivo de la empresa.

“En 1997, Backus y San Ignacio S.A. suscribieron un contrato de distribución que duró hasta el 2007. Luego, Backus y San Ignacio modificaron su relación contractual a la de comisión mercantil. Quien ejercía la labor de empleador era Backus, y en 2011, San Ignacio fue liquidada”, indicó la abogada.

¿Cómo coincide esto con la gestión de Zavala Lombardi? Luego de ser ministro de Economía de Alejandro Toledo, en el 2006 ingresó a la cervecera como vicepresidente de Estrategia y Relaciones Corporativas. Luego de unos años en otras labores, regresó en noviembre de 2013, ya como CEO, cargo que ocupó hasta que asumió como presidente del Consejo de Ministros de Pedro Pablo Kuczynski.

El 6 de octubre del 2016 jueces dieron la razón a trabajador

“En primera instancia se ganaron 63 sentencias y en segunda instancia se confirmaron 41. Es decir, los hechos eran incontrovertibles: Backus manejaba, controlaba y decidía absolutamente todo en San Ignacio y otras empresas distribuidoras que ella misma creaba. Sin embargo, la gestión de Zavala, lejos de reconocer los mandatos judiciales, buscó dejarlos sin efecto con casaciones”, aseveró Carrasco.

La casación es un recurso para que se evalúe la forma del juicio, no el fondo. Es decir, si se han seguidos los procedimientos de ley, como recopilación de pruebas, etapa de interrogatorios, etc.

El 6 de octubre del 2016, al fin se obtuvo una resolución definitiva a favor del trabajador Erick Costaguta Izquierdo. Los demandados argumentaban que la declaración del exgerente de Recursos Humanos de Backus, Carlos Loyola, había sido a destiempo, y que no era creíble porque él luego también demandó a la cervecera. No tuvieron éxito.

Zavala con operarios ¿La procesión va por dentro?

“No casaron la Sentencia de Vista de fecha quince de mayo de dos mil quince, que corre en fojas mil ochocientos sesenta y dos a mil ochocientos sesenta y nueve; y ORDENARON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano conforme a Ley; en el proceso ordinario laboral seguido por el demandante”, señala la Casación Laboral Nº 12975 – 2015.

La decisión fue del presidente de la sala, Javier Arévalo Vela, Eduardo Yrivarren Fallaque, Carlos Arias Lazarte, Víctor Malca Guaylupo y la ponente Marlem De la Rosa Bedriñana.

Cuando se esperaba que la revelación del exgerente se use para otros casos, los mismos jueces aquí nombrados empezaron a acoger los pedidos de casación de la Backus, y señalaron que la prueba testimonial ya no debía incluirse en los otros procesos.

Supremos ahora dicen que este testimonio no vale

Arévalo y los vocales de su instancia no anularon las sentencias de segunda instancia. Las mandaron de nuevo a la primera instancia, con lo cual los juicios volverán a demorar años de años, hasta que -seguramente- sean objeto de nuevos recursos de casación.

De este modo, una de las empresas más poderosas del país, que tiene como allegado a un expremier del Gobierno que participa con la ONG Transparencia en campañas de “reforma judicial”, logró que el sistema de justicia cambie de criterio a su favor.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close