PRIMERA DAMA DE NICARAGUA LLAMA “PELAGATOS” A OPOSITORES DEL GOBIERNO

Rosario Murillo es esposa de Daniel Ortega, otro tirano comunista que lleva 11 años en el poder y que oprdenó disparar a población, causando 400 muertos en las últimas semanas

Rosario Murillo, quien es Primera Dama de la República de Nicaragua y a la vez vicepresidenta, calificó de “pelagatos” a los manifestantes que han venido protestando en los últimos meses contra el gobierno de su esposo, el mandatario izquierdista Daniel Ortega, quien lleva 11 años en el poder y es duramente cuestionado por todo el hemisferio

“Sabemos que hay unos cuantos pelagatos, unos cuantos puchos (pocos) que todavía se ensañan, que todavía no logran, en su ceguera, darse cuenta de cómo Nicaragua rechaza el odio y quiere paz, trabajo y reconciliación”, criticó Murillo, en declaraciones recogidas por la agencia internacional de noticias EFE.

La dignataria mezcló estos insultos con llamados a la concordia usando referencias de iglesias cristianas, textos bíblicos y otros mensajes cuasi religiosos, aunque insistiendo en que los opositores al gobierno de su esposo está “equivocados”.

Pueblo nicaragüense protesta desde abril para que se caiga tiranía sandinista

“Pero nuestro deber, como cristianos, es llamarnos a la reconciliación todos los días, independientemente de que sepamos, de que veamos la malacrianza, la actuación que niega el corazón; independientemente de que veamos que todavía hay quienes, ciegos e iracundos, se niegan a aceptar a Cristo”, agregó.

Nicaragua vive desde el 18 de abril una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de más de 400 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el gobierno del país centroamericano cifra en 198 los fallecidos.

Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticado por violar los derechos humanos

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual.

En una entrevista con la Agencia Efe en Managua, el presidente Ortega negó que haya sofocado las protestas con represión, dijo no sentirse responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses y culpó a EE.UU. y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close