Noticias

CONGRESISTA SAAVEDRA Y POLICÍAS AGREDEN A PERIODISTA

Hombre de prensa filmaba audiencia por difamación, y fujimorista lo golpeó. Cuando reclamaba, efectivos PNP lo tiraron al suelo y se lo llevaron a la comisaría

“Lo tienen retenido más de cuatro horas sin fiscal, y el comisario mismo no sabe bajo qué cargo lo han arrestado”, señaló el abogado Miguel Jugo, frente al sorprendente caso de Edgar Alarcón Zavaleta, quien solo por filmar una audiencia en el Poder Judicial de San Martín, fue golpeado por la congresista Esther Saavedra, y luego detenido arbitrariamente por la policía del lugar.

El hecho empezó en la mañana, cuando se había programado la vista de causa sobre una querella que la fujimorista había entablado. Alarcón difundió hace varios meses en el diario El Poder, que ella no había culminado sus estudios escolares, y que había mentido al respecto cuando postuló al Parlamento.

“Estamos en un lugar público”, señalaba el reportero en los pasillos judiciales, cuando una policía y un guardia particular quisieron tapar la visión que tenía su celular cuando filmaba a Saavedra.

Fujimorista tiene mucho por explicar

En esos momentos, la congresista pasó a un lado, y le dio un par de golpes con un rollo de papel que había armado con los documentos de su proceso.

Lejos de intervenir para pedir tranquilidad a Saavedra, la efectiva la emprendió contra Alarcón. Luego de que acabó la audiencia, y con el apoyo de tres de sus compañeros de labores, la funcionaria puso al reportero contra el suelo y se lo llevaron preso.

“El coronel de la comisaría no sabe el cargo. Lo han intervenido solo por estar filmando una audiencia pública en un lugar público a una persona pública. Desde el mediodía ha estado detenido”, agregó Jugo, asesor legal de la Asociación Nacional de Periodistas en Canal N.

Luego de cuatro horas de detención irregular, Alarcón fue liberado, y el abogado de la congresista manifestó que ella se había sentido hostigada porque la filmaban y reaccionó de esa manera.

Además, dijo que ella no pidió que arrestaran al periodista, y que no podía pronunciarse aún porque tenía una arritmia cardiaca.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close