FF.AA. DEBEN MANEJAR EMPRESAS ESTRATÉGICAS DE SECTOR DEFENSA

Empresa chilena ENAEX funciona en instalaciones de Fábrica de Armas y Municiones del Ejército Peruano. Coronel Oswaldo Zapata pide a ministro José Huerta corregir esta situación

Las empresas estatales estratégicas en materia de Seguridad y Defensa Nacional, otrora en los sectores de Guerra, Marina y Aeronáutica, fueron incorporadas al Ministerio de Defensa en 1987.

Desde entonces, se han desarrollado y ensayado varios procedimientos para sacar adelante a las empresas en el marco de la actividad empresarial del Estado; que si el objeto social era abastecer exclusivamente a las FFAA y PNP o debía incluir al mercado nacional e internacional.

En fin, debía quedar claro y definido que la provisión de bienes y servicios estaría alineada con los objetivos de la Política de Seguridad y Defensa Nacional.

A partir de 2012, durante el gobierno de Ollanta Humala, mediante Decreto Legislativo N°1134, se implementó una política de sometimiento de las empresas del sector Defensa y se decidió que el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (FONAFE), ejerciera en representación del Estado, la titularidad de las acciones mayoritarias del capital de todas ellas.

De ahí en adelante se proyectó para que miembros del FONAFE, integraran los directorios con la finalidad de participar en la marcha institucional.

¿Quién decide en la marcha de las empresas enroladas al sector Defensa? ¿FONAFE, MINDEF o las FFAA? Las Fuerzas Armadas siempre velarán y protegerán los intereses nacionales. Está en su ADN. Está incorporado en su “chip”.

¿Y los “funcionarios públicos de turno”? Como Humala, Kuczynski y Giuffra, responden y rinden cuentas a intereses privados y no han dudado para vulnerar la Seguridad y Defensa Nacional.

¿Cómo ha hecho la empresa chilena ENAEX para seguir ocupando las instalaciones de FAME S.A.C? La respuesta la tiene PPK y el exministro Giuffra. Ambos autorizaron a través del sector Producción, para que la chilena levantara una nueva planta de emulsiones a granel para la elaboración de explosivos en las instalaciones de FAME (los activos de FAME S.A.C, ya no pertenecen al Ejército del Perú).

¿Acaso es posible que una empresa de capitales peruanos desarrolle esta misma actividad comercial en las instalaciones de una empresa estratégica del sector defensa de las Fuerzas Armadas Chilenas? Imposible, verdad.

La dignidad de las FFAA es inquebrantable. Son las únicas instituciones públicas tutelares de la Patria así no le guste a más de un apátrida desubicado u ONG antimilitarista. Las FFAA son las únicas entidades públicas que proveen servicios de seguridad y defensa nacional en aras de nuestra independencia y soberanía nacional en el marco del logro de los objetivos y lineamientos de la Política de Seguridad y Defensa Nacional.

Ellas sirven al país y no deben someterse a los gobiernos nacionales, cuando de proteger y salvaguardar los intereses nacionales se trate.

Humala y su ministro de Defensa Pedro Cateriano se encargaron del tiro de gracia contra FAME S.A.C. Mediante RM N°385-2014-DE/SG de 22 mayo 2014, modificó el estatuto, poniendo un directorio desbalanceado de 3 miembros del Ejército frente a 4 representantes de FONAFE.

Llama tremendamente la atención que la parte final del considerando de la citada resolución ministerial, aluda la recomendación del gerente general y no a la del presidente del Directorio de mayo de 2014. A partir de ese momento, las decisiones en FAME S.A.C las toma el FONAFE, y el Ejército es un mero observador.

El ministro de Defensa, José Huerta, debe modificar el estatuto de FAME S.A.C, incorporando a dos oficiales del Ejército del Perú al directorio (un general de División integrante del Consejo Superior del Ejército/órgano consultivo, y al jefe del Servicio de Material de Guerra del Ejército) de tal manera que tenga el mismo balance del del SIMA PERÜ S.A.

Resulta extraño que el director Joao Espinoza integre dos directorios a la vez, el de FAME S.A.C y SIMA S.A. Las FFAA deberían tener la titularidad de estas empresas estratégicas y no FONAFE. Estas necesitan implementar sus capacidades para poder cumplir con los roles estratégicos y sus planes estratégicos de modernización.

Oswaldo Zapata, coronel EP y doctor en Desarrollo y Seguridad Estratégica @OswaldoZapata

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close