Noticias

DONALD TRUMP ORDENA SANCIONAR A IRÁN Y DESAIRA A CORTE DE LA HAYA

Tribunal internacional había intermediado para evitar mayores medidas restrictivas contra país islámico, y en respuesta EE.UU. resolvió abandonar ese tratado y no reconocer sus competencias

El gobierno de los Estados Unidos anunció el reinicio de sanciones económicas hacia la República Islámica de Irán, indicando que será “implacable” en la aplicación de estas medidas a los sectores petrolero y financiero de Irán, aún a pesar de un pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En octubre pasado, este tribunal de las Naciones Unidas con sede en la ciudad holandesa de La Haya, ordenó a Estados Unidos que suspenda la aplicación de las sanciones a Irán que estén vinculadas a la exportación de medicamentos y dispositivos médicos, productos alimenticios y agrícolas o, entre otras cosas, a todo lo que tenga relación con la seguridad de la aviación civil.

Los jueces de la Corte decidieron por unanimidad que las sanciones estadounidenses a Irán violan un tratado de “amistad, comercio y derechos consulares” firmado entre Teherán y Washington en 1955, pero en respuesta el gobierno del presidente Donald Trump dijo que no haría caso a lo establecido por el tribunal.

Un nuevo capítulo en la larga lista de diferencias entre EE.U.U. y este país del Medio Oriente

De hecho, la administración norteamericana resolvió abandonar ese tratado y no reconocer la competencia de la Corte Internacional de Justicia en este asunto. Washington no parece dispuesto a dar cumplimiento al dictamen judicial y además empezará a aplicar a partir del 4 de noviembre sanciones a todo el sector de hidrocarburos iraní, la mayor fuente de ingresos que tiene Teherán.

Seis meses después de haber retirado a Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado en 2015, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que la meta de Washington era que Teherán diera un “giro de 180 grados” y abandonara “su rumbo revolucionario”.

Aunque no exigió un cambio de régimen, Pompeo reiteró que Irán debe terminar con políticas que tienen su raíz en la revolución islámica de 1979 y que incluyen el apoyo a fuerzas como la milicia islámica Hezbollah y el desarrollo de misiles.

“Tenemos esperanzas de que un acuerdo con Irán es posible, pero hasta que Irán no haga los 12 cambios que pedimos en mayo, seremos implacables en la presión al régimen”, expresó Pompeo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close