Noticias

FUJIMORISTAS CONGELAN UN AÑO DENUNCIA CONTRA PABLO SÁNCHEZ

Desde el 20 de noviembre del 2017, Subcomisión de Acusaciones Constitucionales no se pronuncia sobre imputaciones de Vilcatoma y Salaverry a fiscal por perjudicar caso Lava Jato

Mientras medios de comunicación ligados a socios de Odebrecht insisten en que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales agilice denuncias contra el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, las que debe afrontar su antecesor, Pablo Sánchez, están paralizadas.

En noviembre del año pasado, Yeni Vilcatoma y Daniel Salaverry imputaron a Sánchez haber incurrido en omisión funcional en la lucha contra la corrupción e infracción de la Constitución, por diversas decisiones: poner a cargo del caso Lava Jato a un fiscal sin resultados, como Hamilton Castro, emitir directivas que blindaban a Susana Villarán, etc.

Denuncia duerme el sueño de los justos

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales -en ese entonces presidida por la fujimorista Milagros Takayama- las declaró procedentes, y el 20 de noviembre, la Comisión Permanente autorizó a investigar el caso. Incluso se designó a Karina Beteta como ponente del tema.

Fuerza Popular había votado a favor, mientras el Apra se abstenía. Peruanos por el Kambio, Frente Amplio y Acción Popular se oponía.

En ese entonces, Sánchez contrató por 17,000 soles a la consultora de imagen Chisac, la cual organizó almuerzos con periodistas, abogados y sociólogos “líderes de opinión”, así como una entrevista con Gustavo Gorriti.

Segura y Sheput, de Acusaciones Constitucionales

MANIFIESTO se comunicó con Takayama y Beteta para consultarles por la demora en el trámite, pero estaban ocupadas en el debate del informe Lava Jato, y no pudieron respondernos. Hicimos lo mismo con César Segura, actual titular de la Subcomisión, pero tampoco contestó.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close