SINDICAN A DIRIGENTE DE SAN MARCOS COMO OPERADOR DE SENDERO LUMINOSO

Informe de seguridad señala que secretario general de Centro Federado de Letras que impidió clases en facultad, pertenece a movimiento "generado de organización terrorista"

Por primera vez desde los años 90, sale a la luz un documento del Estado que identifica a un movimiento estudiantil con Sendero Luminoso. Lo que detonó esta revelación fue la toma de la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, supuestamente, para reclamar derechos de los alumnos.

“Miguel Ángel Malpica Calderón Filosofía – Secretario general del Frente de Estudiantes Progresivos de Letras (FREPL), órgano generado de la OT-SL”, señala el Informe 039-R-OSV-18, firmado por el jefe de la Oficina de Seguridad y Vigilancia, Rodrigo Barragán, el último 30 de octubre.

En el argot policial, militar y de seguridad particular, OT-SL significa organización terrorista Sendero Luminoso.

Informe señala que dirigente de Letras actúa por directivas  terroristas

La toma de Letras había sucedido a las 10:52 de la noche del 26 de octubre, cuando dirigentes de diferentes escuelas comunicaron públicamente que esto era para protestar contra el decano, José Carlos Ballón, quien pretendía reducir un espacio de estudios.Por “coincidencia”, al mismo tiempo se preparaban las elecciones para representantes universitarios.

El documento refiere que luego (a la una de la tarde) llegó el fiscal de Prevención del Delito, Gustavo Salas, pero los dirigentes no aceptaron hablar con él, por  lo cual se retiró a las 2:30 p.m.

Esto generó un nuevo informe, esta vez de la Oficina General de Asesoría Legal del Rectorado sanmarquino, el cual confirmó que miembros de Centro Federado de Letras atentaron contra el desenvolvimiento de clases al tomar facultad y no dejar ingresar a sanmarquinos.

Autores de toma no quisieron hablar con fiscal

“Acciones disciplinarias a implementar contra los alumnos de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas por la toma del local desde el 26 de octubre”, sugieren los abogados Ricardo Ruiz y Marino Cuárez.

Ambos documentos mencionan a otros responsables de la toma, pero sin vincularlos al terrorismo, como sucede con Malpica. Ellos son Christian García (Arte), Petar Sánchez (Bibliotecología), Valeria Román (Filosofía), Valeria García (Danza), María Huamán (Literatura), Chistopher Villareyes (Lingüística), Ángela Gutiérrez (Conservación) y Rodrigo Muñoz (Comunicación).

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close