Noticias

SOBRINO DE PEPE GRAÑA FUE DESPEDIDO COMO GERENTE GENERAL DE EL COMERCIO

Mientras empresa periodística enfrenta malos malos resultados financieros, pérdida de valor bursátil y caída progresiva en las ventas

Jaime Graña Belmont, sobrino del empresario José Graña Miró Quesada, dejó de ser gerente general del Grupo El Comercio el pasado 19 de noviembre por acuerdo del directorio de esta corporación, que ha venido reprobando el desempeño comercial y financiero que ha llevado a su diario emblema a enfrentar pérdidas económicas en el último año.

Según el portal Gato Encerrado, Graña Belmont estuvo en el cargo un poco más de un año y medio (desde marzo 2017), lo que lo convierte en el gerente general que menos ha durado en ese puesto dentro de la corporación.

El directivo se despidió con una entrevista en el diario Gestión, admitiendo que el negocio periodístico era “totalmente nuevo para él” y que ahora asumirá nuevos retos profesionales pero sin especificar de qué tipo. Aunque su tío, fundador de la constructora Graña y Montero, puede que dé una pista sobre lo que se le viene.

El legado de la gestión de Graña en El Comercio consiste en la pérdida de los valores bursátiles de la empresa, una disminución en las ventas por el rubro de 17 por ciento, una caída catastrófica en las utilidades y pérdidas en las unidades de negocio Educación, Impresión y Entretenimiento.

A ello se suma la caída progresiva de los dividendos de su buque insignia América Televisión (Canal 4), que pese a ello sigue siendo el negocio más rentable del grupo; el fracaso de los proyectos de venta por Internet, el nulo avance en la venta de activos y la preventa de publicidad en sus diarios escritos tampoco convocó a las más importantes empresas.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close