Opinión

JEFE DE FF.AA. REVELA QUE SOLDADOS DEL VRAEM SE QUEDAN SIN UNIFORMES

Coronel Zapata revela que general Astudillo reclamó a ministro de Defensa, José Huerta, porque peruanos que enfrentan al terrorismo se están quedando sin logística por culpa de burócratas

Mientras valientes soldados de la Patria de todas las jerarquías y grados se juegan la vida por pacificar el VRAEM, el ministro de Defensa, José Huerta, y la inútil pero conveniente Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), hacen todo lo contrario para obstaculizar la ejecución presupuestaria y el Plan de Contrataciones de las Unidades Ejecutoras del Sector Defensa (Comando Conjunto, Ejército, Marina y Fuerza Aérea).

Esta situación viene afectando la lucha contra el terrorismo, y justificaría directa e indirectamente la ausencia de resultados en la implementación de estrategias. Sin recursos, sin uniformes tácticos y equipamiento de campaña, ¿que podríamos exigir a los mandos militares acantonados?

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA), general de Ejército César Astudillo Salcedo, ha sido enfático y sin ningún temor ha puesto en conocimiento del ministro la ineficiencia y despropósito de la ACFFAA (creada en 2013, por Ollanta Humala, para garantizar las coimas presidenciales y ministeriales).

También da cuenta de recurrentes problemas de gestión: descoordinación en la gestión de expedientes, desorganización y desorden de los procesos corporativos, dilación excesiva y falta de idoneidad en los resultados de estudio de mercado nacional y extranjero, y retraso en la convocatoria de procesos.

Esto ha generado un desabastecimiento logístico que afecta directamente la “Ejecución de Operaciones Militares en el VRAEM”. Los soldados no tienen uniformes para combatir. 2017 y 2018 no se efectuaron adquisiciones en esta materia.

La Agencia de Compras ni siquiera ha logrado establecer relaciones comerciales con fabricantes. Ha bloqueado la participación de estos proveedores en los procesos convocados especialmente para vestuario táctico y equipamiento de campaña. Técnicamente ha direccionado el sustento de los estudios de mercado con “VALORIZACIONES DE COMERCIALIZADORES” con la única finalidad de formalizar y garantizar “SOBRECOSTOS AL PROCESO DE ADQUISICIÓN”.

Es imperativo que la Contraloría General de la República examine estos procesos. Si fuera poco, el reglamento del Decreto Legislativo 1128, que creó la ACFFAA, contiene exigencias lesivas que afectan la consecución de objetivos militares al prohibir la participación de “PROVEEDORES FABRICANTES” en los procesos de contratación en el mercado extranjero.

La Agencia actúa motivada por otros intereses económicos en desmedro de la competencia, pluralidad de postores y mejores condiciones comerciales. Por otro lado, el CCFFAA, ha sido muy categórico respecto al valor agregado que se supone se obtendría con la actuación de la Agencia de Compras.

Se ha perjudicado las compras corporativas, los precios de los artículos críticos se han elevado a pesar de haberse efectuado procesos de estandarización y haberse incrementado el volumen de compras.

Durante la gestión del ministro Huerta, la ACFFAA ha tenido una posición de obstrucción y abuso político. No quiere informar al CCFFAA o, en todo caso, proporciona información incompleta respecto a los estudios de mercado, situación que ha impedido dar la conformidad de la idoneidad de origen y calidad del equipamiento.

El presidente Martín Vizcarra debería tomar acciones drásticas y puede ir empezando con el relevo de Huerta y del jefe de la Agencia de Compras, la cual debería ser desactivada por ser un órgano estatal de la corrupción.

Oswaldo Zapata, coronel EP y doctor en Desarrollo y Seguridad Estratégica @OswaldoZapata

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close