Noticias

TOLEDO CUMPLE 2 AÑOS PRÓFUGO, Y KEIKO 100 DÍAS PRESA

Mientras expresidente fue sindicado directamente de haber recibido coimas de Odebrecht para Interoceánica Sur, lideresa de Fuerza Popular es procesada por aportes para campaña

Este fin de semana, se cumplieron dos años desde que el juez Richard Concepción Carhuancho dictara prisión preventiva de 18 meses contra Alejandro Toledo. Sin embargo, el Estado peruano aún no puede extraditarlo de Estados Unidos, mientras que a Keiko Fujimori se le cumplieron cien días dentro del Penal de Mujeres de Chorrillos.

El 11 de enero del 2017, el “chakano” había salido del país. Entre el Ministerio de Justicia, la Cancillería, el Poder Judicial y el Ministerio Público, elaboraron un expediente con errores, por lo que fue rechazado por las autoridades norteamericanas. Se tuvo que hacer uno nuevo.

En los últimos 730 días, Toledo ha sido captado comprando bebidas alcohólicas, jugando billar, veraneando y hasta cenando opíparamente, cuando fue “ampayado” por un ciudadano chileno que le increpó su insistencia en ser prófugo de la justicia peruana.

Toledo y Eliane Karp disfrutando del verano (Foto: Perú21)

Al expresidente se le descubrieron casas, cuentas bancarias y testaferros, para lavar el dinero que Odebrecht le dio a cambio de la concesión de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.

Recién en mayo del 2018, el Perú solicitó de manera formal la extradición, pero sin haber nombrado abogados para tal hecho, lo cual se hizo hace una semana luego de que los medios de comunicación revelaran esta “negligencia”.

Mientras tanto, Keiko Fujimori viene cumpliendo una orden de prisión preventiva de 36 meses -el doble de la dictada para Toledo– por supuestamente encabezar una organización criminal que lavaba dinero de la referida empresa brasilera.

Juez Richard Concepción Carhuancho dictó al orden de detención

En su defensa, la excandidata presidencial ha dicho que ella no tenía conocimiento de lo que hacían otros dirigentes de su partido. Si bien no tiene imputación directa de Odebrecht -a diferencia de Jaime Yoshiyama-, uno de los argumentos del fiscal Domingo Pérez para el encierro, era que podía obstruir a la justicia por medio de presión de congresistas naranjas.

Toledo recibió 20 millones de dólares cuando era presidente, y gestionó una obra con sobrecostos por, al menos, US $ 300 millones al Perú. Fujimori es acusada de recibir 1 millón de dólares cuando era una congresista, y nunca estuvo en el Poder Ejecutivo, el cual gestiona directamente obras públicas.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close