JUEZ SUPREMO SE RETRACTA POR PEDIR AUMENTO DE SUELDO

Tal como congresistas Chihuán, Costa y Aráoz, jefe de Control de la Magistratura dijo que remuneración mensual no le alcanzaba. Ahora asegura que gana menos de S/ 27,000, pero en forma decorosa

Otro alto funcionario se excedió en sus deseos de tener más dinero, y terminó retrocediendo cuando se dio cuenta de que estaba lanzando una “cachetada a la pobreza” a millones de peruanos que ganan poco sueldo, pero son tan o más honrados que él. En esta ocasión fue Walde Jáuregui, vocal supremo que dirige la Oficina de Control de la Magistratura.

“Dije 27 mil soles porque no tenía al cálculo. Es mucho menor la cantidad porque si le aplican los impuestos que tenemos que pagar, es mucho menos a esa cantidad (…) Creo que es un sueldo decoroso, adecuado y, que legitima la labor que se hace de forma trascendental, administrando la justicia”, sostuvo en conferencia de Prensa.

En la víspera, Jáuregui se había quejado en Canal N de que su capacidad profesional y su alta investidura merecían una mejor remuneración, y hasta ironizó con su sueldo bruto y líquido. “Bruto es el que me está pagando, debe pagarme más”, adujo.

Aráoz y Chihuán pasaron episodios parecidos

Hoy, con mayor tranquilidad y en tono calmado, asumió la misma actitud que Mercedes Aráoz y Gino Costa, quienes justificaban ganar más de lo normal, gracias a los 2,800 soles al mes por la polémica semana de representación. Algo parecido había ocurrido con Leyla Chihuán hace unos meses.

“La administración de justicia es una excelsa y superlativa, que aquellos que se equivocan, que se quieren justificar porque ganan poco por eso entran en corrupción. Eso es rechazado totalmente por todos los jueces”, finalizó el vocal supremo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close