Noticias

ODEBRECHT PIDE ACOGERSE A LEY DE QUIEBRAS EN BRASIL

Gracias a acuerdo suscrito por fiscales Vela y Pérez, y con aval de Procuraduría, brasileños vendieron sus activos en Perú y ahora buscan declararse en bancarrota. ¿Y la reparación civil?

El conglomerado brasileño Odebrecht, que se vio involucrado en un escándalo de corrupción de dimensiones internacionales, solicitó acogerse a ley de quiebras a la Justicia del país suramericano.

Según dio cuenta la agencia internacional EFE, la empresa explicó que el pedido, presentado ante un tribunal de Sao Paulo, contempla 83,627 millones de reales (unos US$ 21,400 millones), 51,000 millones de reales (cerca de US$ 13,100 millones) de ellos correspondientes a deudas pasivas de reestructuración, según el documento presentado a la Justicia.

Este se trata del mayor pedido a ley de quiebras de la historia de Brasil, por delante de la solicitud de Oi, una de las mayores compañías de telefonía del país y que declaró bancarrota en el 2016, con unas deudas por los 65,000 millones de reales (unos US$ 16,665 millones).

Les preguntaron de este tema a fiscales peruanos y solo respondieron con evasivas

De acuerdo con Odebrecht, ante el “vencimiento de diversas deudas, la ocurrencia de hechos imprevisibles y los recientes ataques a los activos de las empresas”, la administración del conglomerado concluyó que el pedido de “recuperación judicial se convirtió en la medida más adecuada” para posibilitar la “conclusión exitosa” de su proceso de reestructuración financiera de forma “coordinada, segura, transparente y organizada”.

En el comunicado, la constructora señaló, además, que el pedido no se extiende a algunas de sus sociedades, como la petroquímica Braskem S.A., Odebrecht Ingeniería y Construcción S.A., Ocyan S.A., OR, Odebrecht Transport o el astillero Enseada y Atvos Agroindustrial, que ya se había acogido a ley de quiebras el mes pasado.

Asimismo, no están incluidos en la solicitud presentada este lunes algunos activos operacionales en América Latina y sus respectivas subsidiarias, precisó Odebrecht.

Pese al pedido presentado ante un tribunal de Sao Paulo, el grupo Odebrecht aseguró que tanto sus empresas operacionales, como las auxiliares y la propia ODB siguen funcionando “normalmente”.

Finalmente, el conglomerado, uno de los mayores de Brasil y que se vio envuelto en los escándalos de corruptelas destapados por la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia del país, garantizó que sigue con los esfuerzos para “optimizar su liquidez y normalizar su estructura de capital” para, así, “reestructurar sus negocios de forma definitiva”.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close