ESCOLARES DE PIURA ESTUDIAN EN AULAS PREFABRICADAS DESDE HACE CINCO AÑOS

Estudiantes del colegio Víctor Rosales esperan hasta ahora la rehabilitación de su centro educativo. Tuvieron que instalar 13 salones en el patio mientras el Ministerio de Educación despilfarra en consultorías

Un informe del diario El Comercio revela que aproximadamente 800 escolares de la institución educativa Víctor Rosales Ortega, en la región Piura, estudian desde hace cinco años en aulas prefabricadas, debido a que en todo este tiempo no se ha ejecutado un proyecto de reconstrucción.

La directora del plantel, Amalia Castillo, dijo que 13 aulas, que pertenecen todas a un pabellón, fueron declaradas inhabitables por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) en el año 2013, pues representan un serio riesgo para los escolares, y hasta el momento no han sido intervenidas.

Las paredes presentan fisuras, los techos están deteriorados y hay varias ventanas con los vidrios rotos. Además, el patio está destruido, lo que imposibilita el ejercicio físico de los escolares, y solo una cinta advierte que no se deben acercar a esa zona. En tanto, las aulas prefabricadas fueron instaladas en parte del patio, reduciendo espacio a los alumnos.

Aulas originales se encuentran en estado calamitoso desde hace 5 años (FOTO: El Comercio)

El proyecto de reconstrucción está valorizado en unos S/ 2 millones 700 mil y comprende las tres cuartas partes del área total (5.468 m2). En el año 2017, durante el periodo lluvioso de El Niño costero, una pared del cerco perimétrico se debilitó y cayó hacia la parte externa del colegio. Fueron aproximadamente 15 metros lineales de un muro que pusieron en riesgo a los transeúntes.

Desde la Municipalidad de Piura indicaron que la ejecución del mencionado proyecto depende del saneamiento físico-legal del terreno, para lo cual es indispensable agilizar la documentación que se encuentra en el área de Habilitación Urbana, emitir una resolución de rectificación de la minuta original y regularizar el título de propiedad en la Sunarp.

Tras una solicitud presentada a inicios de junio, se prevé que el alcalde Juan José Díaz y funcionarios de Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) se reúnan con la directora Amalia Castillo y los padres de familia para evaluar soluciones.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close