EL FISCAL CHAVARRY Y LA DECANA

Iván Oré señala que magistrado supremo no cometió delito o falta al remover -temporalmente- a fiscales Vela y Pérez, y que Colegio de Abogados debe aplicar normas sin populismo

Iván Oré Chávez es abogado.
Premio I Concurso Investigación Convención Nacional Derecho Constitucional (CONADEC2003)

Twitter: @realbiopolitica

Estamos en tiempos de decadencia social, donde las masas gobiernan con su ignorancia (oclocracia) y sus caudillos maniobran más allá de lo legal e ilegal, de lo estatutario y de lo anti-estatutario, mientras el director de orquesta tras la sombras las excita, y amedrenta a las autoridades según un plan para demoler a nuestro país a largo o mediano plazo.

Actualmente, muchos portales académicos de carácter jurídico se han vuelto propagandistas políticos bajo la hipócrita moral signada bajo el rótulo de la “anticorrupción”, sin informar debidamente por el temor de quedar fuera del rebaño populista.

Empecemos. Al fiscal Pedro Chávarry se le procesa por remover a los fiscales Vela y Pérez de los casos emblemáticos de la mafia Odebrecht. Es lógico, pues los cabecillas de la mafia Odebrecht y sus ejecutivos están protegidos con cuestionados acuerdos cuando “No podrán acogerse a ningún beneficio premial los jefes, cabecillas o dirigentes principales de organizaciones delictivas” conforme lo dice el artículo 474.5 del Código Procesal Penal. ¿El alto mando de Odebrecht no es acaso una organización criminal?

Ley le da la razón a Pedro Chávarry pero en la Fiscalía cedieron ante turbamulta

Por otro lado, Chávarry sí podía remover fiscales debido a que la Ley Orgánica del Ministerio Público, Decreto Legislativo No. 052 dice: “Artículo 80-A. El Fiscal de la Nación, según lo estime conveniente, podrá designar, cuando las circunstancias lo requieran y por la complejidad de los casos, un equipo de Fiscales Provinciales Penales y Adjuntos para que bajo la coordinación de un Fiscal Superior se avoque a la investigación preliminar y participe en el proceso penal en la etapa correspondiente. En estos supuestos, podrá igualmente designar un Fiscal Superior para que intervenga en las etapas procesales de su competencia”.

Como los fiscales Vela y Barba son los “superhéroes” aclamados por la muchedumbre, un acto de removerlos es -conforme a la neurosis de las masas- un acto pro corrupción sin importar la claridad de la ley.

Ahora, vayamos al tema del Colegio de Abogados. Como todos quieren ser “anticorrupción”, se inventan figuras legales (como disolver el Congreso si éste no aprueba un proyecto de ley al pie de la letra. Suena ridículo pero las masas desinformadas lo aclaman, desinformadas al fin) amparándose en la vista gorda disimulada de las chusmerías en vez de usar el debido procedimiento.

Colegio de Abogados de Lima ha violentado las normas, dice articulista

El Estatuto del CAL (ese librito celeste que nos dan al colegiarnos y que el 98% de mis colegas interrogados me confiesa no haber leído) dice en su artículo 51: “Las medidas disciplinarias que impone el CAL son: a. Amonestación con o sin multa. b. Suspensión hasta por dos años. c. Separación hasta por cinco años d. Expulsión”.

En ninguna parte aparece la figura de una inventada medida cautelar de suspensión de la colegiatura. Si el director del Consejo de Ética quería aplicar este invento vulneraría el Estatutario.

Y se hizo. Es decir, así como Odebrecht nos va a sacar millardos de soles gracias a los “superfiscales”, Chávarry tranquilamente puede demandar al CAL y ganar una indemnización que deberán pagar los colegiados que tanto se autoproclaman “anticorrupción”.

Respecto al inventado “precedente” de la ilegal y contra estatutaria suspensión cautelar contra César Aguila Grados, Julio Gutiérrez Pebe, Iván Noguera Ramos, César Hinostroza Pariachi y Gianfranco Paredes Sánchez, es evidente que fue ilegal. Pero, claro, decir eso significa para esa masa analfabeta funcional “avalar la corrupción”. Fabuloso, el tumulto manda.

Exintegrantes del CNM fueron sancionados de forma irregular en el CAL

Es lo que sucede cuando ni a la decana, ni los directivos, ni los agremiados se les ocurre algo tan básico como leerse el Estatuto, prefiriendo inventarse procedimientos a gusto de una masa que en el mejor de los casos está infestada de alfabetos funcionales.

Respecto a la decana, parece que no le interesa defender los intereses del CAL. Más da la impresión -si usamos sus propias palabras- que usa el cargo para apalancarse políticamente. Es decir, no actúa por principios ni por la convicción de los fueros e intereses del gremio. Si coinciden o no, parece que le es indiferente.

Veamos los mensajes según el reportaje televisivo: “Alarga todos los casos emblemáticos a mi vuelta, incluso la medida cautelar contra Chávarry, por favor […] El tema Chávarry no lo toque. Tenemos que hablar, ese tiene que esperar a mi retorno sí o sí” Por qué no te vas al fondo? Analiza el fondo y si tú quieres hallar un responsable y sancionar, sanciona, pero vete al fondo y sanciona”.

“No inventes una medida que ya está siendo cuestionada, es tu nombre, es tu prestigio” hablando a título personal, a donde yo quiero escalar, al margen del lado ético, sé que uno de los dos lados me va a cuestionar, y no solamente me va a cuestionar, sino que probablemente me va a perseguir, porque no me va a perdonar “, le habría señalado la decana del CAL al director de Ética.

Decanal del CAL, María Elena Portocarrero, en la mira tras sus chats divulgados

Tiene razón en decirle que se debe pronunciar sobre el fondo, es decir absolver o sancionar, puesto que la medida cautelar de suspensión no existe. Pero su motivación es personalista y en ningún caso contempla la inminente posibilidad de que los agremiados tendrían que pagar una indemnización porque sus directivos tuvieron la genial idea de inventarse procedimientos a gusto de las muchedumbres.

Pero, ¿no es acaso la misma motivación que hace a los magistrados del Tribunal Constitucional sentenciar que un hombre puede señalarse como mujer en su DNI, o que hace que los ministros de Estado y funcionarios se vuelvan militantes de la ideología de género, y que los congresistas caviares y de izquierda presenten un proyecto de ley para castrar sexualmente menores de edad?

No es sino el incentivo de apalancarse con un grueso sueldo en la ONU, OEA, o en el Club de las ONGs de izquierda que sangra el presupuesto público con millonarias consultorías. ¿Por qué tanta hipocresía?

Hemos llegado al punto en que a las autoridades no les interesa aplicar la ley y los reglamentos, sino que actúan en base a su conveniencia política personalista. Una ridícula credencial seudodemocrática disfrazada de “anticorrupción” que al final nos va costar hasta desangrar nuestros recursos, mientras las muchedumbres aclaman lo que no entienden y vociferan frases digitadas para operar el engaño en su corriente ignorancia.

Artículos relacionados

1 thought on “EL FISCAL CHAVARRY Y LA DECANA”

  1. Precisamente lo que expone Iván Ore el abogado es cierto en parte. Lo que no es cierto es que las masas tengan alguna responsabilidad,cuando todos sabemos que las masas son arrastradas a elegir en procesos seudo electorales y participar en mítines porque el voto es absolutamente secreto y obligatorio.Las masas algún día aprenderán a votar mejor. Cuando entienden que su voto está en medio de una trafa y que su voto no vale ni mierda.Lo que vale es su firma,su huella digital dentro del acta electoral con lo que ellos acreditan que participaron las masas. Eso sirve sólo para legalizar el proceso ante los organismos internacionales para pedir y mendigará dinero o divisas esos instrumentos hacen pasar al elector como sufragante pero el voto es secreto y nadie sabe quién voto por quién esa es la clave o piedra angular de la fraudulenta y re-fraudelanta democracia peruana.En medio de esa porquería aparecen entre muchos otros Tuesta Soldevilla y Tavara Córdova como impresionantes sabios que no hacen otra cosa que validar y legalizar con sus intervenciones un sistema fraudulento que motiva a los radicales la toma del poder mediante la violencia armada. El el fraude un instrument que usan para ungir a un granuja como candidato ganador electo haciéndolo pasar como elegido por las mayorías cuando es elegido por una minoría, así todo está armado. Lo mismo ocurre con el tema del que trata el presente artículo,del abogado Ore de Titulación Automática como su amigo Chunga La Monja. Todos le echan la culpa al muerto en un velorio porque saben que las masas no saben ni pío.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close