OAS CONFIRMA QUE PAGÓ US$ 7 MILLONES PARA QUE MUNICIPIO AUMENTE PEAJES

Brasileño Leo Pinheiro confirmó que adendas y tratos directos en contratos de Línea Amarilla tienen vicios de origen y son nulos por haber sido producto de la corrupción y sobornos en gestión de Susana Villarán. Elevada tarifa de peaje debiera ser dejada sin efecto

El exejecutivo de la empresa brasileña OAS, Leo Pinheiro, confirmó al Equipo Especial Lava Jato que pagó $ 7 millones al gerente municipal de la gestión de la exalcaldesa Susana Villarán, José Miguel Castro, para aumentar el precio de los peajes del proyecto Línea Amarilla.

Según las declaraciones brindadas por el exrepresentante de OAS el pasado 26 de abril, se pactó por medio de una negociación directa en 2014 entre la empresa constructora y la Municipalidad de Lima utilizando un denominado “Trato Directo”. A cambio, José Miguel Castro recibió, según colaboradores eficaces, un pago de $ 7 millones, informó Cuarto Poder.

Dicho mecanismo, que generaría un beneficio para la constructora, se originó por conversaciones con la gestión de Susana Villarán entre agosto y octubre del 2014, según Pinheiro.

OAS reclamaba que había incurrido en una serie de gastos por responsabilidad del municipio por motivos de demoras en el inicio de las obras; no liberación del área de construcción de la vía al Callao, ni reubicación; imposibilidad de cobrar el peaje en el túnel de la Línea Amarilla; y gastos en consultorías técnicas financieras y legales.

Valdemir Garreta, publicista brasileño que recibió pagos de Odebrecht y OAS por publicidad para la campaña del NO a la revocatoria de Susana Villarán, fue utilizado como vínculo entre Pinheiro y Castro, según declaró el empresario a la Fiscalía.

Pinheiro se reunió por primera vez con Castro en un conocido hotel de Lima para resolver los inconvenientes relacionados con los $ 142 millones. En el lugar se encontraban también Damiao Moreno (Director de Invepar) y Leonardo Fracassi (Director de OAS Perú).

Posteriormente las reuniones fueron coordinadas por el representante de la Municipalidad de Lima, quien comentó que la “negociación directa” sería la solución a las dificultades de la empresa. “Solicitó además una propina de 6 o 7 millones de dólares”, indicó Pinheiro en su declaración. Dicho pago se hizo una vez firmado el Trato Directo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close