Internacional

“GURÚ ECONÓMICO” DE IZQUIERDA PERUANA DENUNCIADO POR VIOLENCIA FAMILIAR

Thomas Piketty, héroe de Verónika Mendoza, Marco Arana y otros fascinados por sus propuestas para esquilmar a millonarios, terinó siendo un “pegamujeres”, según testimonio de su expareja que fue ministra en gobierno francés

El economista más conocido de Francia, Thomas Piketty, volvió a ser acusado de “difamación” y “violencias conyugales” por Aurélie Filippetti, exministra de Cultura del país europeo en el gobierno de François Hollande, relanzando un caso de violencias físicas en la cúspide de una cierta elite política e intelectual, según consigna el periódico español ABC.

Piketty está casado desde el 2014 con Julia Cagé, economista de menor renombre. Filippetti, por su parte, ha tenido una vida amorosa muy intensa, antes y después de ser ministra de cultural (socialista), entre 2012 y 2014.

Entre novio (a) y novio (a), matrimonio y paternidad, la pareja Piketty / Filippetti tuvo unas relaciones amorosas a geometría variable, cuya primera época terminó de la manera más cruda: el 2009, la influyente política socialista presentó una querella penal acusando al economista de violencias conyugales.

Piketty comenzó negando tales acusaciones. Pero, tras una dolorosa investigación policial, el economista más famoso de Francia terminó reconociendo las violencias conyugales. Y Filippetti retiró sus denuncias.

El caso parecía cerrado, durante una larga década. Hasta la semana pasada, cuando una lectora del último libro de Piketty, un ensayo de economía política traducido a muchas lenguas, con mucho éxito de ventas, volvió a plantear la vieja historia de las violencias conyugales, presumidas o reales, del economista célebre.

Tras una conferencia, días pasados, en el Instituto de Estudios Políticos, en Toulouse, una señora le hizo a Piketty esta pregunta: “En 2009, usted reconoció haber pegado a su compañera. Quisiera saber qué piensa usted del problema de la violencia hacia las mujeres, cuando se ha celebrado una Marcha nacional contra la violencia”.

Ante esa pregunta, Piketty perdió los estribos y respondió en estos términos: “La relación de la que usted habla fue una relación con una persona que fue extremadamente violenta contra mis hijas. Terminé echando de casa a esa persona. Puedo asegurar que, a la luz de la violencia de esa persona, contra mis hijas, otras personas habrían tenido un comportamiento más violento que el mío”.

En respuesta, Aurélie Filippetti ha presentado una nueva querella penal contra Piketty, acusándolo de difamación, y declarando: “Es una reacción típica de quienes deben afrontar su propia violencia. Es muy frecuente en los casos de violencia conyugal”.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close