Noticias

SECRETARIA DENUNCIÓ HABER RECIBIDO AGRESIONES Y VEJACIONES DE PARTE DE ELOY ESPINOZA-SALDAÑA

Magistrado del TC termina su paso por este organismo jurídico envuelto en una acusación pública por abusivo. Es acusado por Susana Távara, alta funcionaria e hija del expresidente de la Corte Suprema, Francisco Távara

Un reportaje del periodista Ricardo Uceda, publicado hoy en el diario La República, pone en evidencia al magistrado del Tribunal Constitucional (TC), Eloy Espinoza-Saldaña, acusado ante el pleno de ese organismo jurídico por agredir verbalmente y humillar a Susana Távara, quien es secretaria general e hija de un expresidente de la Corte Suprema.

La denunciante sustentó el pasado 5 de diciembre, ante 6 integrantes del TC y en ausencia de Espinoza-Saldaña -se reportó enfermo-, que fue humillada e insultada por el magistrado y ello incluso le ocasionó secuelas psicológicas pues luego de ocurrido el maltrato se terminó desmayando y fue derivada a una clínica local, todo lo cual está documentado.

“Cuando terminó su dramático relato, Távara afirmó que la Ley 30364 tipificaba lo acontecido como hostigamiento de género y violencia psicológica. Tenía expectativas de que los jueces adoptaran decisiones adecuadas ante los agravios que dijo recibir”, señala el relato publicad por Uceda.

Susana Távara, secretaria general que denunció haber sido maltratada

El columnista agregó que, tras su denuncia, la funcionaria planteó que el denunciado le pidiera disculpas delante de los magistrados, que no tuviera más contacto con ella, y que el TC le impusiera una sanción ejemplar. Dijo que había más antecedentes de maltrato.

Según Uceda, todo se originó tras la derrota de Espinoza-Saldaña en la presidencia del TC, quien se creía fijo pero fue derrotado por Maria Elena Ledesma. Pese a que ello fue resltado de una elección democrática, el magistrado no quiso firmar el documento de ratificación y terminó gritado a la secretaria general dada su ofuscación.

Távara labora desde hace 16 años en el TC y fue elegida en el más alto cargo administrativo en enero pasado, con el voto unánime de los miembros. Es hija de Francisco Távara, presidente de la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema y años atrás cabeza del Poder Judicial.

Al respecto, Espinoza-Saldaña admitió que tuvo una “discusión áspera” con la secretaria general pero que “en ningún momento le he faltado el respeto. He dicho que me parece mal que en algunas actuaciones haya mentido, que no esté haciendo lo que le corresponde en el cargo, y que lamento que esto no sea reflejo de lo que fue el comportamiento siempre de su padre”.

“No he insultado a nadie. ¿He tenido una conversación clara y directa y por momentos áspera con esa persona? Sí. ¿Tengo muchos temas que recriminarle? Sí”, agregó, para luego decir que no tiene temor a expresar las disculpas en caso haya terminado ofendiendo a la funcionaria.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close