PRESIDENTE DEL TC DENUNCIA SER VÍCTIMA DE REGLAJE Y ACUSA QUE HAY EN MARCHA NUEVO “MONTESINISMO”

Ernesto Blume fue acusado falsamente por diario que recibe millones de gobierno de Martín Vizcarra. Magistrado desmintió imputaciones y dijo que lo que le ocurre es similar a los tiempos de los 90

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, desmintió categóricamente la denuncia del diario La República respecto a que tuvo una reunión “secreta” -pero en un lugar público- con la abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza. Añadió que esta acsación le ha dado indicios de que viene sendo víctima de seguimientos.

“Si me han investigado por salir con mi esposa a un restaurante, es evidente que me están siguiendo, que hay un reglaje, están buscando información sobre mi cuando no tengo absolutamente nada que ocultar, y si quieren saber algo de mi, pueden conversar conmigo. No tengo absolutamente nada que ocultar”, declaró en entrevista con el diario Correo.

Añadió que lo ocurrido es similar a la persección sufrida en los años 90 por los adversarios al gobierno de Alberto Fujiori, reco4rdando que en ese tiempo era asesor del entonces candidato presidencial Alberto Andrade y fue perseguido por orden del siniestro asesor Vladimiro Montesinos.

“Entonces, teníamos los teléfonos intervenidos y había reglaje contra nosotros. Casi veinte años después, me encuentro en lo mismo”, puntualizó el magistrado.

Con respecto al video anexado como prueba de sus presuntos encuentros con Loza, el presidente del TC dijo que la persona que lo acompaña en ese material es su esposa, y se decaró sorprendido por afirmaciones sobre que está siendo investigado en el Ministerio público cuando nunca fue notificado de ello.

“Todo esto es parte de una campaña que ha superado todos los límites. Es una suerte de actitud paranoica que ha llegado a niveles de delirio. Nada menos que intentar confundir a la opinión pública mostrando a mi esposa con la que estoy casado más de 45 años como si fuera la abogada Loza. Me parece que ya pasaron todos los límites de ecuanimidad, responsabilidad y, por cierto, razonabilidad. Alguien ha ingresado a un nivel de delirio”, declaró Blume.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close