GRAÑA & MONTERO NOS DEMANDA POR EL GASODUCTO, EL PERÚ ES VIOLADO UNA Y OTRA VEZ.

Por Ricardo Osores Plenge
Analista internacional
https://ricardoosoresplenge.com/

El Perú ha perdido su dignidad. El peruano está extraviado en odios fomentados por una prensa rastrera en la vil tarea que favorecería a Odebrecht, Graña & Montero, Consorciadas y Club de la Construcción. La escasa probidad en la forma como se estaría manejando el caso “Lava Jato” resulta día a día un escándalo mayúsculo.

Es una verdadera vergüenza fiscal, judicial, con un Ejecutivo servil. Al Perú lo han saqueado, le han birlado decenas de miles de millones de dólares, y los peruanos continúan aplaudiendo como focas. Una prensa con sicarios comunicacionales sirviendo fielmente a su patrón, caballero don dinero manda, en un verdadero agujero negro de corrupción.

Graña y Montero tiene el desparpajo de sumarse a la denuncia ante el CIADI donde Enagas, con una participación del 25%, nos tiene demandados por US$ 1980 millones por el Gasoducto.

Graña y Montero, con una participación del 20%, lo hace por US$ 395 millones. Odebrecht cuenta con el 55% restante. Cada quien va por su tajada y la cifra se engrosará en desmedro de la Patria. Estos sinvergüenzas se han sumado a la pretensión iniciada por Enagas. Todo esto obedece a una estrategia perversa, donde el Perú ha servido y está sirviendo como reestructurador financiero, de tremenda organización criminal.

El Perú es un país adormecido, ciego ante tremenda felonía, la estupidez no tiene límite. Mientras al pueblo le venden aportes de campaña, show y circo a diario, donde todos los involucrados en los últimos 5 años por el caso Lava Jato han quedado en libertad; hoy se pretende continuar anestesiando, la conducta mental del pueblo peruano con prisiones preventivas, hay que ser tarados.

Nos han medido, nos han calzado, nos encontraron defectuosos, nos han clavado y nos la siguen empujando hasta el fondo del alma. Solo un pueblo invidente y obcecado se deja timar, robar una y otra vez, de la manera más infame. Al Perú le han robado su presente y su futuro.

Mientras esto sucede, los más grandes ladrones de la historia del Perú, una mafia organizada que se ha devorado al equipo fiscal, procurador, o acaso la legítima duda de ser mal pensado, donde todos los involucrados trabajarían para Odebrecht, de manos de Graña & Montero con un conglomerado comunicacional, al servicio de una mafia sin nombre. Todos los que han intervenido en este desmadre a la larga rendirán cuentas. Lo escandalosamente triste, es que nadie le devolverá al Perú un solo centavo.

Nos roban y les pagamos con nuestro dinero. Nos engañan y nos denuncian por miles de millones de dólares ante el CIADI por el Gasoducto. Ignoro en qué idioma hacerle entender al pueblo peruano que ha sido ultrajado, maniatado, violentado, violado junto a una prensa rastrera, servicial y conchuda, en todos sus extremos.

Si la palabra indignación ha sido borrada de la mente de nuestros compatriotas, será que merecemos ser violentados por nuestros violadores. Con la anuencia y visto bueno de un pueblo obnubilado, masoquista al extremo. En lugar de reaccionar, continuamos bailando la música de tremenda organización criminal. Hay que ser bobos, defectuosos, anormales, los tontos de la historia para continuar entregando el trasero del Perú a toda esta gavilla de delincuentes profesionales.

Es de no creer, el violador abusa una y otra vez, y el peruano promedio preocupado por aportes de campaña. Sin comentarios, la ignorancia es supina y atrevida.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close